Lamento Llanero, Catástrofe Ambiental

Por: Juan Manuel Galán Muy cerca de la Sierra Nevada del Cocuy, en la Cordillera Oriental Colombiana, nacen grandes ríos como el Cravo Sur, Cusiana, Ariporo; y otros cuerpos de agua: las lagunas Tinije, Purare y Sacrificio. El despliegue de el que fuese un fértil...


SENADOR-GALÁN-COLUMNA

Por: Juan Manuel Galán
Muy cerca de la Sierra Nevada del Cocuy, en la Cordillera Oriental Colombiana, nacen grandes ríos como el Cravo Sur, Cusiana, Ariporo; y otros cuerpos de agua: las lagunas Tinije, Purare y Sacrificio. El despliegue de el que fuese un fértil piedemonte llanero desde sabanas y esteros a inmensos plantíos de importantes cultivos agrícolas de arroz, palma, plátano, sirviendo de despensa al centro del país y su ganado vacuno de excelsa calidad, caracterizan al Casanare, su capital y 19 municipios.

En 1990 cuando descubrieron los campos petroleros de Cusiana y Cupiagua el departamento se convirtió en el mayor explotador de petróleo colombiano.

Desde el mes de diciembre no llueve en Casanare y por una posible causa del calentamiento global la temperatura ha aumentado: ya llega a los casi 45° centígrados, los cultivos comienzan a sentir los efectos, el agua es escasa y los animales van muriendo lentamente.

La debacle actual del ecosistema nos lleva a perder más de 23 mil animales por la sequía que atraviesa la zona y los cambios climáticos que le afectan; han muerto especies como ganado vacuno, chigüiros, peces, zorros y reptiles, siendo estos últimos los más damnificados.

Se esperaba que los ríos y lagunas evitaran la escasez de agua, pero los recursos hídricos ¡brillan por su ausencia!. Es una verdadera catástrofe. ¿Es más importante la explotación petrolera que las miles de especies animales muertas?, ¿Al respecto, que acción ha tomado la corporación autónoma de Orinoquia?.

El verano extremo representado en una sequía mortal requiere la renovación de la llanura y de maquinaria para que los colonos del Casanare puedan construir abrevaderos donde los animales encuentren el líquido vital.

De igual forma, el ministerio público debe revisar el cumplimiento de las medidas tomadas para la región, después de otorgar licencias para explotar petróleo; es decir, ¿se han implementado los planes para contrarrestar los efectos de la explotación del preciado mineral?

La administración inadecuada de los planes hidrográficos y la ardua explotación petrolera, llevan al Casanare al estado comatoso en el que se encuentra. Requiriendo la intervención de todos, desde el gobierno central, el gobierno local y los entes nacionales de control público.



¿Qué opinas de esto?