Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

La luz certera de un discurso: ilumina o encandila

¿Qué son las figuras de autoridad? Por: Marcos Velázquez La exteriorización del amor que el otro no encuentra en sí mismo produce como efecto energético dos posibilidades. Repeler las marcas débiles, las que sólo se sirven de la energía de la marca personal por las...


¿Qué son las figuras de autoridad?

Marcos Velázquez
Por: Marcos Velázquez

La exteriorización del amor que el otro no encuentra en sí mismo produce como efecto energético dos posibilidades. Repeler las marcas débiles, las que sólo se sirven de la energía de la marca personal por las ganancias adquiridas a través de su reflejo o destellos, o la consolidación de ésta como un referente en el mercado.

En el segundo caso se está en la posición del monitoreo oportuno, constante y responsable de la marca personal.

Ello implica tener presente cuál es el discurso de la marca personal, dado que ella tiene que hablar por sí misma y no permitir que el otro hable por ella.

Dentro de éste trabajo se ha de tener claridad sobre las palabras propias en relación a las palabras que usa la o las figuras de autoridad que debilitan u opacan el discurso de la marca personal.

La figura de autoridad se entiende como el referente que opaca la marca personal. Esto se puede evidenciar en las palabras, actos, escenas o referentes del otro que oprimen a un sujeto que tiene un discurso débil, frágil o inseguro.

La figura de autoridad para un sujeto que aspira a consolidar su discurso como marca personal se puede pesquisar en lo que representa para éste el decir o actuar de un padre, un jefe, un amigo, la pareja, la sociedad, entre otros.

De algún modo, la figura de autoridad es el ideal del ideal. Es la mirada que petrifica cuando se está haciendo algo y ello no es aprobado por ella. También puede ser entendida como la regla o la constante que en un determinado momento representa la zona de confort y, por estar anclado a dicho “deber ser”, no se alcanza a percibir más allá de ese modo.

En términos de energía, la figura de autoridad es quien te despoja de la fuerza que te habita y que requieres para irradiar a quienes te toman como referente. Por eso es tan complejo no saber quién es una figura de autoridad en relación al discurso propio.

El discurso.

Una marca personal es su discurso. En ese sentido, las palabras y los actos de la marca se conjugan en su extimidad. Así, las palabras de dicho discurso han de ser propias. A lo sumo, son la construcción o la consolidación de significantes que permiten fortalecer al sujeto. Son el vigor y la claridad que repercuten en el lazo que la marca personal teje con el otro.

La relación de la marca personal con su mercado, con sus consumidores, con sus seguidores, se sostiene a partir de palabras, de los sentidos que estas cobran en la relación con él.

En ese orden, el sentido o la fuerza de las palabras se evidencian a través del intangible del afecto.

Cuando el otro no representa nada, es porque afectivamente ya no tiene peso significante. Energéticamente ya no tiene nada con qué sostener el lazo con el otro.

De ahí la trascendencia de que una marca personal cuente con un discurso donde sus palabras tengan fuerza, sean claras y signifiquen lo que significan: que blanco sea blanco y que rojo sea rojo por ejemplo.

Ello permite la claridad que centra a quien necesita de la marca personal, a nutrirse de su discurso. Y de modo opuesto, a que las marcas débiles, acostumbradas a vivir de los destellos, terminen comprendiendo que la luz certera ilumina o encandila.

marcosvelasquezoficial@gmail.com
@MARCOS_V_M



¿Qué opinas de esto?