La lluvia enfrió a Jaguares

Por: Melanie Wanke


Opinión. Tal parece que el torrencial aguacero que cayó en la ciudad de Montería enfrió el poder ofensivo de Jaguares ante el Deportivo Cali, pero ¡Calma!, cuando no se puede ganar, un empate es valioso y de a poco Alberto Suárez va encontrando el camino.

Un ambiente diferente al acostumbrado fue el que encontró el cuadro ‘azucarero’ al llegar al Estadio Jaraguay de la capital cordobesa. Los habituales 32°C de temperatura que sirven de aliado para los ‘felinos’ no estuvieron presentes, y por el contrario la lluvia fue la protagonista de una jornada en la que las ideas ofensivas locales se diluyeron.

El partido transcurrió con cierta pasividad en los primeros 45 minutos, donde la visita unió a sus hombres más importantes por la banda derecha. El capitán Angulo, de constante proyección en ataque, se unió al monteriano Arroyo, quien fue en mi concepto el mejor jugador del conjunto rival. De esta manera, el ‘verdiblanco’ intentaba sorprender a la defensa ‘felina’, pero esta se mostró sólida durante todo el compromiso.

Entretanto, el ataque ‘celeste’ fue como la lluvia de este sábado en la tarde, intermitente, por momentos Mojica, Guisao y Cuero ‘apretaban’ pero luego no se hacían notar, además, estaban bien referenciados por la defensa caleña, que parecía abrir un paraguas y bloquear la entrada de la lluvia goleadora.

La segunda mitad estuvo marcada por la expulsión de Valencia, volante de primera línea del equipo rival sobre el minuto 60 de juego. Esto hizo que cayera en Jaguares la responsabilidad de aprovechar el hombre de más para conseguir los tres puntos, pero la intensidad en el ataque no fue la misma que frente a Equidad, en total dos opciones claras de gol que el cancerbero González resolvió sin chispar.

Alberto Suárez ya acumula tres partidos al mando de los cordobeses, una derrota, una victoria y un empate. Más allá del resultado es importante el conocimiento y tiempo de juego que está teniendo el once titular, un equipo que se está adaptando al estilo del ‘profe’, que ha ido encontrando el equilibrio en zona defensiva, donde antes le llovían goles a Zapata y que, bajo su mando lleva dos fechas sin recibir anotaciones.

En mi opinión, este fue un buen resultado por el gran rival que se tuvo en frente, un equipo que está invicto y que está metido entre los ocho primeros. Para Jaguares cada que se logre es valioso, pero ahora deberá ir por la victoria ante su rival directo, Boyacá Chicó.

Para destacar:

  1. El gran trabajo de Iván Scarpeta como defensa central, muy seguro y aplicado. Jugador del partido.
  2. El ingreso de Darwin López le dio dinamismo al ‘celeste’, ¿por qué no pensar en incluirlo titular?


¿Qué opinas de esto?