La gratitud, el ingrediente esencial de la vida

Por: Marta Sáenz Correa Me alegra mucho compartir con mis amigos y lectores apartes de este libro tan especial: «Gratitud» de Louise L. Hay, consejera metafísica, profesora y autora de varios libros, que ha ayudado a miles de personas a descubrir y usar toda la capacidad de sus poderes creativos para el crecimiento y la autocuración desde que empezó su labor como transmisora de mensajes positivos en 1981. Una actitud de agradecimiento tiene el poder de expandir nuestra visión, convertir...


Por: Marta Sáenz Correa
Por: Marta Sáenz Correa
Me alegra mucho compartir con mis amigos y lectores apartes de este libro tan especial: «Gratitud» de Louise L. Hay, consejera metafísica, profesora y autora de varios libros, que ha ayudado a miles de personas a descubrir y usar toda la capacidad de sus poderes creativos para el crecimiento y la autocuración desde que empezó su labor como transmisora de mensajes positivos en 1981.

Una actitud de agradecimiento tiene el poder de expandir nuestra visión, convertir las dificultades en oportunidades, los problemas en soluciones, las perdidas en ganancias, y de descubrir todo aquello que no era visible para nosotros por nuestra actitud limitadora. La gratitud produce más cosas por las que estar agradecido, como es el aumento de la abundancia. La falta de gratitud y las quejas producen poco de que regocijarse.

Nos conviene agradecer incluso las lecciones que recibimos. No debemos huir de las lecciones de vida, pues son pequeños tesoros que se nos dan y cuando aprendemos de ellas, nuestra vida cambia para mejorar. He descubierto que cuanto más dispuesta estoy a agradecer las pequeñas cosas de mi vida, más cosas grandes surgen de fuentes inesperadas, y empiezo con mucha ilusión cada día. Declara y afirma que te dispones a ser una persona más agradecida y observa cómo te llegan regalos de la vida. También afirma tu buena disposición a dar. Cuanto mayor sea tu gratitud, más bienes vendrán a ti; cuanto más das, mas recibes.

La gratitud puede transformarse en una respuesta automática a cualquier situación que nos beneficie, tiene poderes regeneradores. Agradecer lo que tengo es también una forma de liberarme de una sensación de perdida. Cuando soy consciente de todo el amor que recibo, puedo olvidar rápidamente mis problemas. La gratitud es una excelente manera de dejar de concentrarme en las situaciones negativas y fijar nuestra atención en lo que está bien. La gratitud
es una respuesta emocional llena de amor que surge en nuestro interior cuando nos encontramos ante el imponente diseño de la vida.

Cada día nos ofrece un motivo de gratitud, y hemos de buscar esos momentos especiales y recordarlos. La buena salud, el trabajo que tenemos, la casa donde habitamos, la capacidad de ayudar a los demás y el apoyo de los buenos amigos son motivos para estar agradecidos. Nada en la vida debería darse por descontado. También debemos estar agradecidos por el valor que nos permite correr riesgos personales. Ya que creer en nosotros mismos es la fuerza más importante que poseemos todos.

Para algunos expertos cuando un niño es agradecido, su comportamiento es considerado una señal de madurez emocional. Si comienzas a enseñarle a tu niño a ser agradecido desde la edad preescolar, dicha práctica le servirá para que el practique emociones positivas, ejercite desde temprana edad el optimismo y aprenda a fortalecer las relaciones positivas con otros.

Dediquemos todos los momentos posibles de cada día a agradecer todo lo bueno que hay en nuestra vida. Si es poco lo que tienes ahora, aumentara. Si tu vida ya es abundante, esa abundancia también se incrementará. De este modo siempre se gana. Diariamente di a alguien lo agradecido que te sientes por algo. Da las gracias a las personas que trabajan en las tiendas, a los meseros, a tu jefe, a tus empleados, a tus amigos, a tus familiares y a perfectos desconocidos. Cuenta el secreto de la gratitud, propágalo. Contribuyamos a hacer de este mundo un lugar de agradecimiento, por todo lo que damos a los demás y por todo lo que recibimos de ellos.



Join the Conversation

Join the Conversation