Justicia y Verdad: ¿Para el Estado o para las víctimas?

Por Juan Manuel Galán/ Opinión El ciclo 39 de los diálogos de paz acaba de terminar. Lo que está por venir es de grueso calibre en la mesa de negociación: la definición del concepto de verdad de justicia. Sobre el primero, considero que es de la mayor importancia avanzar en el desarrollo de la comisión de la verdad, logrando que esta surja de un acuerdo político nacional, que nos permita a todos los colombianos participar en el ejercicio de reconstruir...


Por Juan Manuel Galán/ Opiniónjuan manuel galán

El ciclo 39 de los diálogos de paz acaba de terminar. Lo que está por venir es de grueso calibre en la mesa de negociación: la definición del concepto de verdad de justicia.

Sobre el primero, considero que es de la mayor importancia avanzar en el desarrollo de la comisión de la verdad, logrando que esta surja de un acuerdo político nacional, que nos permita a todos los colombianos participar en el ejercicio de reconstruir nuestro pasado, para poder simbólicamente reparar a las víctimas.

Eso también es justicia. Sobre el segundo, la pregunta que surge es ¿ Qué modelo de justicia transicional estamos buscando, para que el proceso de paz pueda ser exitoso?. Queremos un modelo de justicia retributiva, es decir, enfocado exclusivamente en el castigo? O estamos abiertos a otros modelos como el de la justicia restaurativa? La justicia restaurativa o justicia reparadora no es un concepto nuevo.

Por el contrario, aparece según algunos tratadistas, luego de la segunda guerra mundial ante la urgencia de reparar el sufrimiento ocasionado por el conflicto, más allá de castigar a sus responsables. En este marco, la víctima y el dolor provocado por el delito se convierte en el punto central del concepto de justicia.

Así, este nuevo modelo busca más que sancionar la infracción a una norma jurídica, permitirle a la víctima expresar libremente su dolor, contar de manera segura cual ha sido la consecuencia que ese delito ha tenido en su vida, y recibir respuestas no solo para transitar por su experiencia de víctima; sino para participar, en la decisión sobre cuál es la mejor manera de que el ofensor repare el daño causado.

La justicia restaurativa entonces, estimula el diálogo entre las víctimas y los victimarios y de acuerdo con experiencias previas, muestra altos índices de satisfacción y de reconstrucción de lazos comunitarios al reconocer que el grupo social, también se ve afectado por la acción delictiva. El próximo 17 de agosto empezará el ciclo 40 de las negociaciones.

Es importante no solamente darle viabilidad real a la comisión de la verdad como principal elemento del proceso de reconciliación nacional, sino también, abrirle espacio a la reflexión sobre nuevos modelos de justicia, que estén más dirigidos a atender las necesidades de las víctimas, que a sancionar la violación del sistema jurídico.



¿Qué opinas de esto?