Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Informar bien, sí paga

Por: William Mercado Echenique


En tiempos de cascadas de todo tipo de información, a través de múltiples medios, resulta grato saber que existen personas comprometidas con el ejercicio de una labor periodística seria y responsable.

Nos enfrentamos diariamente a un sinnúmero de datos e informes, que de una u otra forma se han ido convirtiendo en una carrera, en la que a medida que avanza son muchos los competidores y todos quieren llegar de primeros.

Un elemento importante en medio del bombardeo informativo en televisión, radio y redes sociales, es la forma en la que ha ido en expansión y acelerado crecimiento, el periodismo digital.

Sin embargo, encontrar el norte, sin dejarse absorber por las prácticas poco sanas pero muy comunes en la actualidad, cuando se trata de informar para obtener likes y no para transmitir hechos que resultan relevantes a la audiencia, se ha convertido en una tarea ardua, al parecer de dificultad extrema, para quienes han decidido incursionar en este campo.

Por la forma en la que se vislumbra este escenario, causa verdadero placer, ver cómo en el Departamento de Córdoba, el periodismo digital se ha ido posicionando, trayendo consigo una generación, que en la estructura de sus contenidos, deja ver el esfuerzo y la preocupación por informar de manera mesurada, proba, honesta, sin excesos, ni amarillismo.

Encontrar el equilibrio entre la independencia informativa y la necesidad de obtener millones de seguidores, de la misma forma en la que sube la espuma, no es fácil, en medio de la cultura inmediatista en la que nos encontramos inmersos. Dejarse llevar por quienes brindan “chivas”, que al final terminan siendo más que todo chismes, sin fuentes que permitan su validación, solo por obtener un poco de atención y sacar provecho del corto tiempo que demore el impacto de la “noticia”, es difícil de contrarrestar, cuando lo que se busca es fama a costa de casi cualquier cosa.

En buena hora un grupo de ciudadanos cordobeses entendió que este camino, en algunos casos podrá ser más largo, pero definitivamente es el mas seguro, en términos de credibilidad, confianza y honorabilidad, aspectos fundamentales en la consecución de reconocimiento, respeto y estabilidad en el tiempo.

Los premios, menciones o comentarios que destaquen este esfuerzo, aunque no son el fin último, si se convierten en la voz que va indicando que se está caminando por el camino correcto, sintiendo la satisfacción de que el deber se va cumpliendo.

Enderezar lo necesario, moverse al ritmo de la escalada de información que nos inunda día a día, sin dejarse contaminar por la celeridad que provoca tanta noticia falsa, es el reto. Informar sobre lo importante para la ciudadanía sin caer en lo evidente, brindando lo necesario para que se forme su propia opinión, sí paga.



¿Qué opinas de esto?