Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Haga de su creatividad, la rentabilidad de su negocio.

Por: Marcos Velásquez.


Para hacer parte de las Industrias Creativas hay que prepararse. No basta con tener una idea y pensar que, porque a uno le gusta, esta es buena.

La Revolución Digital nos imprime una visión de mercado en la que se ha de estar en sintonía con las lógicas de las tendencias de consumo globales.

Por ello, ser creativos es una condición de la industria. Sin embargo, no se puede ser ingenuo, cuando se trata de negocios.

Por el contrario, si se tiene consciencia del talento o de la habilidad o de lo que a uno le gusta hacer, se ha de preparar para comprender las lógicas de funcionamiento del mercado en el que uno se va a ubicar, o al que uno desea pertenecer.

Así, no es práctico pensar que uno sabe hacer algo y eso se va a vender por sí solo. Hay que capacitarse, si no tiene claro el asunto, en marketing digital. Ser honesto con uno mismo y preguntarse ¿qué tanto sé y cómo me muevo en las dinámicas del mercadeo digital?

De igual modo, debo entrenarme o recibir entrenamiento para afrontar el área de negocio a la que pertenece mi idea creativa, la cual puede ser un producto o un servicio.

He de tener presente los aspectos legales que enmarcan mi idea, como también, comprender financieramente la rentabilidad de mi idea a corto, mediano y largo plazo, para no tomar malas decisiones financieras, cuando las dinámicas del mercado se pongan en marcha, y por las premuras, no llegar a pensar que el negocio no está funcionando.

En otras palabras, debo tener plena consciencia de las posibilidades que existen en cuanto a estrategias de mercadeo, de gerencia y por ende, de trabajo en equipo, para que mi idea logre llegar al punto de equilibrio financiero, sin la necesidad de tener que desistir de ella, por prisas o desconocimiento.

Las Industrias Creativas imponen que sepa de lo que hablo, no solo desde el cómo lo hago, sino desde el cómo lo vendo.

Por tanto, nos corresponde ser y pensar como empresarios, quienes hacen de su creatividad, la rentabilidad de su negocio. Para ello es oportuno pensar en las puertas que nos abre la comunicación digital, el canal de las Industrias Creativas.

► Escuche la narración de esta columna en voz del autor.


¿Qué opinas de esto?