www.radio.larazon.co

Fallo histórico: se acabó Medimas EPS

Por: William Mercado Echenique


Opinión. Ante la costumbre de leer y escuchar titulares en los medios de comunicación nacional, sobre intervenciones y liquidaciones de las Entidades Promotoras de Salud, que vienen mostrando fallas sistemáticas tanto en lo que se refiere a la garantía del acceso oportuno y con calidad a los servicios de salud, como en las condiciones financieras, y en medio de los debates políticos de interés nacional de la semana, casi que ha pasado de agache, la noticia sobre los fallos emitidos por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en los que ordena la revocatoria de habilitación de Medimás EPS y la redistribución de sus afiliados.

Para muchos sonará como una noticia de las muchas que ya se han escuchado en otras ocasiones, sin embargo, esta podría catalogarse de histórica, en virtud de que ha sido la justicia quien ha velado por la protección de los derechos colectivos de la ciudadanía, impartiendo órdenes claras a la superintendencia Nacional de Salud, y al Ministerio de Salud y Protección Social. Si.

En este caso, la justicia se puso en la tarea de hacer valer y proteger el derecho fundamental a la salud, poniendo por encima de los intereses particulares, el bien común.

No es cualquier cosa lo acontecido. A partir de la expedición de los mencionados fallos, tanto la Superintendencia Nacional de Salud, como el Ministerio de Salud y Protección Social, quienes debieron ser los garantes de que el proceso con MEDIMAS EPS, se diera en las mejores condiciones posibles para sus afiliados, tendrán que desplegar una de serie de acciones y estrategias que les permitan acabar de una vez por todas con la mencionada aseguradora, garantizando a la vez a los usuarios continuidad, estabilidad, oportunidad, calidad e integralidad en la atención.

Tuvieron que pasar un sin número de situaciones administrativas y asistenciales, incómodas, que llenaron de desconfianza no solo al país que impotente, solo podía observar como se iba creciendo el gran problema de una serie de transacciones comerciales, que llevaron al traste a la misma EPS, por la falta de planeación y transparencia en las acciones que hicieron parte de la venta y compra en reiteradas ocasiones del mismo cascarón, al que se le fue cambiando el nombre, si no también a sus afiliados, quienes solo iban siendo trasladados en lote, como si se tratara de mercancía.

Así es que hoy el panorama al que nos enfrentamos viene quedando más o menos en términos de que lo que se logró realmente con la inicial venta de SALUDCOOP EPS, tras su paso por la accidentada (no liquidada) CAFESALUD EPS, hasta llegar a la nefasta MEDIMAS EPS, ha sido el fraccionamiento de las deudas y el alargamiento de la agonía para proveedores y prestadores de servicios de salud, en el tiempo.

A la fecha, no se han hecho efectivos los porcentajes para pago de SALUDCOOP EPS, los cuales alcanzan aproximadamente el 20%, cuyo compromiso había sido del 50% al menos, dejando casi que intacta sus deudas por 1,3 billones de pesos.

El monto de la deuda de CAFESALUD EPS, asciende a los 1,8 billones, sin que se haya efectuado pago significativo alguno de la misma, y que al no haber iniciado un proceso de liquidación, no estaba prácticamente obligada a hacerlo. En buena hora, el tribunal administrativo de Cundinamarca, hace la solicitud a las entidades competentes y así sacar del limbo jurídico y administrativo en el se encontraba inmersa la mencionada EPS.

Para el caso de MEDIMAS, encontramos que las obligaciones financieras adquiridas, superan los 1,3 billones, dejando así un panorama terrible, si se trata de definir el impacto que tuvo la estrategia comercial implementada, tanto en términos económicos, como de prestación de servicios, que bien puede describirse como un gran fracaso, que debieron asumir a cuenta de su riesgo y vida los 4 millones de afiliados que pasaron sin ningún reparo de una EPS a otra.

Desafortunadamente volvemos al punto de siempre, aunque se profirió un fallo histórico para el sistema de salud del país, son los mismos quienes terminan desprotegidos en la dinámica de este, los prestadores de servicios de salud y proveedores, quienes tienen que ver como son vulnerados derechos y acuerdos contractuales, mientras nadie reconoce su importancia como soporte, en lo que tiene que ver con la atención que se brinda a los usuarios.

Fallo histórico, sí. Alentador para los usuarios, motivo de preocupación para prestadores de servicios de salud y proveedores.

Por ahora, solo queda esperar como se resolverán los recursos que serán interpuestos por las partes afectadas, sin que se pueda esperar un giro que cambie de manera significativa el escenario que ya quedó develado.



¿Qué opinas de esto?