¿Es inconstitucional un Congreso virtual?

Por: Juan Sebastián Quintero Mendoza


Opinión. “El Congreso debe darles prioridad a las sesiones presenciales”

Corte Constitucional.

El debate que quedó abierto en abril pasado, cuando el Congreso de la República decidió comenzar a sesionar de manera virtual, ante las medidas adoptadas por el Gobierno para hacerle frente a la propagación del coronavirus, fue zanjado por la Corte Constitucional en favor de aquellos que no estaban de acuerdo con que se legislara de manera remota.

En 137 páginas, la Corte Constitucional dejó sentada su postura frente a las sesiones virtuales del Congreso de la República. Así las cosas establecieron que la virtualidad debe ser una excepción.

Los magistrados de la Corte Constitucional determinaron inconstitucional el artículo 12 del Decreto legislativo 491 de 2020, con el que el presidente permitía que las tres ramas del poder público deliberaran y tomaran decisiones de manera virtual.

Por ello, con una votación de 5 contra 4 pierde validez el artículo que señalaba que “los órganos, corporaciones, salas, juntas o consejos colegiados, de todas las ramas del poder público y en todos los órdenes territoriales, podrán realizar sesiones no presenciales cuando por cualquier medio sus miembros puedan deliberar y decidir por comunicación simultánea o sucesiva”.

De acuerdo con la Corte Constitucional, esta decisión se tomó sin perjuicio de las garantías sobre la salud y protección de todas las personas que integran el Congreso y su cuerpo de funcionarios, es decir que se deben garantizar las medidas de bioseguridad para evitar el contagio de Covid-19.

“Así las cosas se impone decir que la virtualidad es ultima ratio, esto es, una forma de deliberación subsidiaria y excepcional”, dice la Corte.

Virtualidad no está descartada del todo

Y si bien el proceso que se adelantó por parte de los congresistas no recibió el aval de la Corte, las sesiones virtuales no quedan descartadas del todo, puesto que el Legislativo, desde su autonomía, puede adelantar un trabajo no presencial con base en el Artículo 3 de la Ley 5 de 1992.

Para algunos expertos en el tema, por esta misma razón es que no era necesaria la autorización del presidente para poder legislar en medio de la pandemia.

El mismo presidente de la Cámara de Representantes, Carlos Cuenca, recordó que esa corporación no sesionó virtualmente bajo el amparo del Decreto 491.

“Nosotros sesionamos virtualmente con nuestro propio marco de la Ley 5 de 1992 y a partir de nuestra autonomía proferimos una resolución interna que nos permitió adelantar nuestra actividad de forma virtual”, dijo.

A todas estas, aún queda la duda: ¿Es inconstitucional un Congreso virtual? Podemos sacar nuestras conclusiones personales.



¿Qué opinas de esto?