Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El nuevo Ministro de Salud y los retos que le esperan

Por: William Mercado


El pasado 7 de agosto, se posesionó ante el presidente Iván Duque Márquez, el Ministro de Salud del nuevo gobierno, Juan Pablo Uribe, cumpliendo así con la promesa de campaña, de nombrar a funcionarios con perfil estrictamente técnico para liderar todas las carteras, que conforman el equipo presidencial.

Médico cirujano de la Universidad Javeriana, con maestrías en Salud Pública y Administración Pública de la Universidad de Michigan, Estados Unidos, reciente director general de la Fundación Santa Fe.

Todas estas parecerían credenciales suficientes para augurar nuevos vientos y excelentes resultados en este Ministerio que tan accidentado, por lo que se refiere a uno de los temas mas sensibles de la ciudadanía.

El doctor Uribe parte de un punto alto, al reemplazar en su cargo a Alejandro Gaviria quien logró desde su visión, defender temas tan importantes como la regulación de precio de medicamentos, concientización de que los recursos financieros en salud son finitos y cambios en el funcionamiento del sistema.

Sin embargo, son muchos los pendientes:

– Saneamiento financiero del sistema, enfrentado su peor crisis.
– Mejoramiento de la calidad del servicio, en términos de humanización, remuneración adecuada, oportunidad, accesibilidad, seguridad.
– Articulación de todos los actores que conforman el Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSSS).
– Posición cada vez más dominante de las Empresas administradoras de Planes de Beneficios.
– Brindar garantías a los prestadores de servicios de salud (PSS), en cuanto a que exista claridad sobre quién, cómo y en cuanto tiempo deben responder las EPS por el pago de los servicios prestados.
– Fortalecimiento de los sistemas de información, de manera que se logre la centralización y unificación de datos.

Las expectativas son las mejores, al confluir en el recién nombrado ministro, formación académica de alta calidad, experiencia laboral exitosa, con excelentes resultados. Acompañado de un equipo de trabajo de las mismas características, lo que se espera son los ajustes y la operación que atienda las verdaderas necesidades de este sector tan fracturado.

Solo el tiempo nos dirá si realmente estamos frente al cambio estructural que necesitan las instituciones del estado, en donde primen las decisiones y el desempeño técnico, ante los intereses políticos particulares, en pro de proteger y favorecer a todos los colombianos.



¿Qué opinas de esto?

¿Qué opinas de esto?