Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El ‘legado’ tóxico del ataque terrorista a las torres gemelas

Por: Javier De La Hoz Rivero.


El 11 de septiembre de 2001 se produjo el atentado terrorista que dividió la historia moderna en dos, no cabe la menor duda que el mundo fue uno antes y otro luego del 11S, como es bien sabido estos atentados que golpearon el corazón de los Estados Unidos trajeron como consecuencia el derrumbe de las famosas torres gemelas hecho este que fue presenciado en vivo y en directo por todo el planeta.

No obstante, y además del natural impacto que produce un hecho de esta magnitud el atentado terrorista dejó un legado silencioso, pero extremadamente peligroso y tóxico del que poco se habla, pero cuyas consecuencias ya son catastróficas.

La nube de polvo que vimos en vivo y en directo por televisión y que se produjo luego de la caída de las torres gemelas contenía entre otros elementos tóxicos, grandes cantidades de plomo y mercurio, materiales usados en componentes de bombillas y computadores de las cincuenta mil personas que laboraban normalmente en el complejo comercial, el aire estuvo contaminado durante meses con estos tóxicos.

El Instituto Nacional Para La Seguridad y Salud Ocupacional de los Estados Unidos sostiene que uno de los efectos más perjudiciales causados por la inhalación de esa nube tóxica es el trastorno llamado fibrosis intersticial que afecta los pulmones de tal forma que llega un momento en que la personas no pueden intercambiar el oxígeno y dióxido de carbono, los pulmones comienzan a formar una cicatriz en el interior hasta que es imposible respirar.

En el año 2011, diez años después de los atentados el Gobierno de los Estados Unidos creó el Programa de Salud del Word Trade Center (WTC) el cual registra más de noventa mil personas vulnerables o en riesgo de desarrollar trastornos por inhalación del polvo tóxico producido luego del atentado.

En el mismo programa se registran cuatrocientas veinte personas muertas por cáncer hasta el año 2018 y nueve mil trescientas setenta y cinco personas con cáncer diagnosticado, las cifras son realmente aterradoras.

El WTC manifiesta que “no existe duda de que miles de personas que acudieron al WTC desarrollaron enfermedades crónicas y discapacidades como resultado de la terrible exposición a la nube tóxica del 11S”.

Sumado a lo anterior el Departamento de Bomberos de New York registra 200 bomberos muertos como consecuencia de las secuelas del atentado, ya se le llama “La Enfermedad del Word Trade Center”.

 



¿Qué opinas de esto?