El arte de frente al COVID- 19

Por: Rodrigo Acevedo Marsiglia.


El arte, constituye una parte importante de la experiencia humana y ha estado presente durante todos los tiempos en la colectividad social del ser como persona pensante y creativa , por medio del arte podemos volver a un mundo perdido en el pasado, podemos deleitarnos descubriendo misterios ocultos en diversas representaciones , el arte le permite al artista crear mundos posibles para el disfrute de sus admiradores.

El arte transmite mensajes , el arte es la voz de una protesta que en ocasiones habla por sí sola , el arte libera , pero también cautiva, algunas veces contagia de alegría y otras veces embarga de tristezas. Para algunos, el arte es vida. Para otros, el arte es muerte. Pero siempre es arte.

Lea también  Inmunidad, vacunas y folclor

Recientemente en el mundo se celebró el día internacional del artista, fecha conmemorativa fijada desde el 25 de octubre de 2004, con el fin de reconocer al mundo del arte y celebrar todas las formas en que los artistas traen su propia visión a la vida.

Durante la pandemia causada por el COVID-19, han surgido muchas iniciativas como producto del ocio, el confinamiento y la necesidad de reinventarse; no ajenos a esta dura realidad, que muy seguramente quedará en la historia del mundo, como el inolvidable 2020, el año de los días del COVID-19; los artistas acuden a las diferentes manifestaciones del arte, para mitigar el impacto causado en la humanidad.

Lea también  ¡Ánimo, alegría y entusiasmo!

Nuevas creaciones, nuevas tendencias y el arte digital promovido desde la virtualidad, nos han reconfortado el alma, con cada una de las expresiones artísticas que a diario disfrutamos; festivales de música y danza ( ambos en diferentes género) conversatorios, tertulias literarias, lectura de poemas, concursos, fotografías, memes, videos, dotados de profundos sentimientos y emociones , que nos han hecho sonreír durante este difícil momento; creando así una coraza para hacerle frente a la adversidad, fortaleciendo la esperanza por tiempos mejores y develando esas ocurrencias a las que llamamos colombianadas, producto del imaginario que nos hace únicos.



Join the Conversation

Join the Conversation