El advertidor constitucional

*Marta Sáenz Correa Por: Marta Sáenz Correa Tuve la oportunidad de asistir al Foro de Empresarios “Ética desde el Sector Público y Privado” programado por La Cámara de Comercio, con la participación del Señor Procurador General de la Nación, el Doctor Alejandro Ordoñez Maldonado, autodenominado El Advertidor Constitucional, del cual trataré de compartirles los aspectos mas relevantes. El ciudadano del común aspira que las políticas públicas ayuden a garantizar sus derechos, sin embargo, la ineficiencia en su implementación y el...


*Marta Sáenz Correa

Por: Marta Sáenz Correa
Por: Marta Sáenz Correa

Tuve la oportunidad de asistir al Foro de Empresarios “Ética desde el Sector Público y Privado” programado por La Cámara de Comercio, con la participación del Señor Procurador General de la Nación, el Doctor Alejandro Ordoñez Maldonado, autodenominado El Advertidor Constitucional, del cual trataré de compartirles los aspectos mas relevantes.

El ciudadano del común aspira que las políticas públicas ayuden a garantizar sus derechos, sin embargo, la ineficiencia en su implementación y el crecimiento desbordado de la corrupción hacen la tarea más difícil.

Frente a lo cual el procurador hizo alusión al escritor y filosofo Colombiano Nicolás Gómez Dávila, uno de los críticos más radicales de la modernidad quien afirmó en su época: “Cada mañana que me levanto y contemplo la corrupción de hoy, termino añorando la corrupción de ayer”.  Además, sostuvo con contundencia que la corrupción avanza a pasos agigantados pues la de ayer era artesanal, pedir una coima por adjudicar un contrato, esconder un proceso o manipular una información, y hoy es mas técnica y estructurada; implica captar la autoridad, lograr la complicidad de lo privado, y convencer funcionarios que diseñen políticas públicas en beneficio de unos pocos.

Sin temor a equivocarse afirmó que el principal combustible de la corrupción es la elección popular de Alcaldes y Gobernadores, debido a que el alto costo de las campañas ocasionan que las personas que hacen aportes importantes terminen usufructuando el poder, sin haber logrado un voto de los electores.

Para combatir este grave flagelo se requiere que todos compartamos la cultura de la legalidad, que los corruptos le tengan miedo a la ley, que prevalezca el interés general sobre el particular, y que protejamos al ciudadano, y al patrimonio público. ¿Cómo lograr esa cultura? formando buenos ciudadanos, con valores y principios que se deben inculcar desde la familia.

En la lucha contra la corrupción, la procuraduría ha implementado estrategias cuyos resultados no son suficientes, ni eficaces, debido a que los esfuerzos se reducen a auditorias mecánicas, y la corrupción nos tomó mucha ventaja.

Pese a las debilidades identificadas, el Ministerio Público bajo la responsabilidad del procurador Ordoñez ha logrado sanciones ejemplarizantes para 11 Senadores, 2 Representantes a la Cámara, 82 Gobernadores, 1.500 Alcaldes, 22 Diputados, y 1.048 concejales.

Para terminar, el procurador Ordoñez nos compartió que nuestro Departamento estaba bien representado en la Procuraduría General de la Nación, dado que la abogada Monteriana Diana Ojeda Visbal, se desempeña con lujo de competencia como Procuradora Delegada para la Seguridad Social. Me dio mucha alegría escuchar ese reconocimiento dado que conozco las calidades de Diana como persona y profesional del Derecho.

Nota

El ciudadano del común aspira que las políticas públicas ayuden a garantizar sus derechos, sin embargo, la ineficiencia en su implementación y el crecimiento desbordado de la corrupción hacen la tarea más difícil.



¿Qué opinas de esto?