Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Con la basura al cuello

Por: Javier De La Hoz Rivero


Corría el año 2013 cuando un buen amigo se me acerca en el centro de la ciudad de Montería, conocedor el de mi inquietud de vieja data por los conflictos ambientales me pregunta, ¿sabes lo que está sucediendo en Loma Grande?, debo confesar que en ese momento mi respuesta fue, no tengo la más remota idea, a lo que él respondió vamos esta tarde y te enteras. Esa misma tarde nos desplazamos al sitio y mi capacidad de asombro llegó al límite, lo que pude observar, pero además oler me dejó literalmente perplejo, estaba al frente de una montaña de basura de proporciones inimaginables a menos de 10 minutos del centro de Montería, ciudad está que iniciaba a venderse como un ejemplo de ciudad verde y sostenible no solo en Colombia sino en distintos escenarios internacionales.

El relleno sanitario “Loma Grande” de la ciudad de Montería se encuentra ubicado en la vereda del mismo nombre, situado sobre el Kilómetro 8 de la vía que conduce de Montería hacia el Municipio de Planeta Rica a unos 1000 (Mil metros) de la calzada de esta vía principal, en mi opinión personal esté lugar de relleno no tiene absolutamente nada y de sanitario menos.

Recordemos un poco de historia.

Hasta el año 2006 la disposición final de basuras en la ciudad de Montería se realizó en un botadero a cielo abierto que no reunía los requerimientos técnicos mínimos para su normal funcionamiento, generando grandes impactos sociales, ambientales y sanitarios. Este botadero se encontraba ubicado a pocos metros del mismo lugar en el cual se encuentra ubicado el relleno sanitario de la ciudad en la actualidad.

En el año 2005 la alcaldía municipal de Montería entregó en concesión el servicio público de aseo a través del contrato 003 fijándose como fecha de inicio el 28 de abril del 2005 y fecha de finalización el 28 de abril del 2025.

La Corporación Autónoma De Los Valles Del Sinú y San Jorge (CVS) a través de la Resolución 8861 del 17 de febrero de 2005 dispuso “Otorgar Licencia Ambiental a la empresa PARQUES NUEVA MONTERIA SA. ESP, para la construcción y operación del relleno Sanitario a localizarse en el Corregimiento de Loma Grande, municipio de Montería departamento de Córdoba.

A través del acuerdo Nº 0018 del 31 de octubre del 2002 el Concejo de Montería expidió el Plan de ordenamiento Territorial de la ciudad, POT, en el cual   señala que el relleno sanitario de la ciudad cuenta con licencia ambiental para operar hasta el año 2020, señalando que para habilitar zonas aledañas se deben tener en cuenta las restricciones generales del reglamento técnico del sector de agua potable y saneamiento básico – RAS 2000- .

En el artículo 277 del  acuerdo 0018 del 2002 se estableció que el Sistema de Manejo Integral de Residuos Sólidos está conformado por la infraestructura y modos específicos para la reducción de falta de compromiso y apatía de la comunidad, el reciclado, la reutilización y la recolección, transporte, tratamiento y disposición final de los residuos sólidos con cero material reciclable y 100% material biodegradable en el relleno sanitario; la recolección, aprovechamiento y disposición final de escombros; la recolección, transporte y disposición final de lodos, y el barrido de calles y limpieza de áreas pública.

Así mismo en el parágrafo único de la misma norma establece que “Las determinaciones finales para este sistema deberán sujetarse a las resultantes provenientes del “Plan Maestro para el Manejo Integral de Residuos Sólidos para Montería”, plan que deberá ser llevado a cabo en un plazo no mayor de un año por Planeación Municipal en coordinación con la CVS, Aseo Total”. Este plan solo fue expedido en el año 2005, esto es, con un atraso de 3 años.

El POT de Montería expedido por el Concejo municipal en el año 2002 en sus artículos 276 a 279 regulaba específicamente el sistema para el manejo integral de los residuos sólidos, destacándose entre estas normas el artículo 277 en el cual se señalaron claramente responsabilidades y objetivos que deberían estar contenidos dentro del plan maestro integral para al manejo de los residuos sólidos  así: El Plan Maestro deberá contemplar los siguientes objetivos, para garantizar su coherencia con el presente Plan de Ordenamiento Territorial, específicamente está norma en sus numerales 2 y 4 específicamente decía lo siguiente: “Evaluar la conveniencia y definir la localización para un nuevo relleno sanitario y su área de influencia de tierras degradadas como garantía para la disposición de residuos más allá del tiempo de vigencia del Plan de Ordenamiento Territorial”.

“Fijar las disposiciones técnicas necesarias para solucionar los problemas sanitarios y ambientales generados por las antiguas áreas de disposición final de Loma Grande”.

En resumen, se reconoció explícitamente la necesidad de escoger otro lugar de disposición final de basuras para la ciudad de Montería, pero además la existencia de problemas sanitarios y ambientales en la zona de ubicación del mal llamado relleno sanitario. En este momento es donde el suscrito como ciudadano se pregunta, ¿Qué motivó la modificación de estas normas en la revisión del POT efectuada en el año 2010 y que permitieron al operador privado beneficiario de la concesión de aseo en la ciudad de Montería solicitar la modificación de la licencia ambiental que le permitió ampliar el “relleno sanitario” en una extensión adicional de 8 hectáreas?

Escribo esta corta columna motivado por las fotos que una ciudadana publicó en redes sociales y que me llevaron a reflexionar sobre esa dura batalla que decidimos dar hace 5 años para tratar de evitar la modificación de la licencia ambiental y en la cual autoridades locales y nacionales se lavaron las manos de forma desvergonzada, situación está que la honorable Corte Constitucional trató de corregir a través de una sentencia de tutela la que según me cuenta un líder social habitante de la vereda Loma Grande hasta la fecha no se cumple.

Lastimosamente debo decir luego de observar las imágenes publicadas, teníamos la razón, nunca, ¡nunca! Debió permitirse la ampliación del mal llamado relleno sanitario.

Posdata: Un mensaje al comité de amigos del “relleno sanitario” de Montería, estoy listo a dar la batalla de nuevo, denuncias penales, quejas disciplinarias y fake news no van a detenernos, soy un convencido que quienes estamos en ciertas posiciones desde las cuales podemos aportar al mejoramiento de las condiciones de vida de otras personas debemos hacerlo así esto traiga como consecuencia incomodidades, ataques e incluso persecución.

 



¿Qué opinas de esto?