Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Colombia sin asbesto

Por: William Mercado Echenique


Como si hubiera sido un presentimiento, en días pasados en el departamento de Córdoba, en el municipio de Lorica, se prohibió el uso de asbesto en la contratación de obras públicas, como resultado de la iniciativa presentada por el personero de esa localidad ante el Concejo, convirtiéndose en pionero en la región en lo que tiene que ver con la eliminación del uso de este químico, y un importante ejemplo frente a la indiferencia de quienes aún se mantienen indiferentes, ante los graves daños que produce a la salud.

La decisión tomada en el Municipio de Lorica, podría verse como el preámbulo de la histórica decisión que tomó esta semana la Cámara de representantes, en donde se votó por unanimidad la Ley que prohíbe el uso, exportación, distribución, y explotación del asbesto en Colombia, y establece garantías que propenden por la protección de la salud de las personas que están expuestas al químico, y en general de los colombianos.

El 11 de junio, sucedió lo que durante 7 años y 12 veces había sido imposible, pues al Proyecto de Ley, nunca se le dio la importancia merecida, no alcanzando así ni el cupo en la agenda legislativa, ni los votos necesarios, para que se lograra su aprobación.

La Ley Ana Cecilia Niño, que lleva su nombre en reconocimiento a la mujer que demandó al estado, por no haber prohibido antes el uso del Asbesto en Colombia, razón por la cual padeció de Cáncer, y falleció en el año 2017, establece que, desde el primero de enero de 2021, no debe existir más, este químico en el país.

Así mismo, dispone que la Superintendencia de industria y Comercio, deberá sancionar a cualquiera que siga usando este material. De igual forma en cabeza de las autoridades ambientales, estará la obligación de “monitorear la calidad del aire en los lugares donde exista mayor infraestructura construida con asbesto”, con el fin de que se puedan medir y definir los niveles de asbesto que están presentes en las piezas ya instaladas, pero que afectan la salud de las personas.

Aunque todavía debe darse la conciliación entre Senado y Cámara porque hubo diferencias en algunos de los artículos que la integran, para así pasar a sanción presidencial, esta no puede ser una noticia a la que no se le dé, la amplia difusión y hasta celebración que merece, tanto por los medios de comunicación, como por todos los colombianos, porque esta es la victoria de un país, en el que al parecer, por fin, se comenzó a legislar, en la búsqueda del interés y beneficio común, sobreponiéndose a los intereses de particulares.

Pueda que esta vez, no haya sido la tercera, si no la octava la vencida, pero esto es solo la muestra de que en manos de los ciudadanos se encuentra el futuro del país, eligiendo responsablemente a quienes se encargan de legislar, llevando a tan importante posición a personas comprometidas con las causas que hagan eco a las necesidades de los habitantes de una nación, y de que no podemos seguir siendo pasivos frente a la realidad y circunstancias que se viven a diario, dejando que se decida sin compasión, a nuestras costas.

Mantenernos activos opinando y promoviendo iniciativas que buscan el favorecimiento colectivo, es un deber que hay que ejercer de manera permanente. Por el momento, que bien, que pronto Colombia será un país libre de asbesto, que ha prevalecido la vida y la salud de los colombianos.



¿Qué opinas de esto?