Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Carta en nombre de Anita en Navidad

Por: Mario Ruíz Soto


Opinión. Querido Papá Noel,

Quiero agradecerte por este 2018. Me llevo un grandioso año. La vida tiene vaivenes, pero sé que al final del día, y en este caso, al final del año, prevalece lo mejor. Creo en la Navidad porque une familias, trae a amigos y amigas y resalta sonrisas. La Navidad entrega alegrías y reflexiones. Me gusta porque puedo escribir una nota para pedir un deseo, para solicitar regalos. Estas líneas las escribo tratando de interpretar a Anita.

Querido Papá Noel, Anita tiene 8 años, y vive en la vereda Villa Rosita en zona rural de Sincelejo. Lo único que quiere Anita es jugar con sus amigas y amigos y estar en familia. Al menos eso es lo que puedo concluir. En Navidad quiere una bicicleta porque según ella, quiere llevar a sus amigas de paseo. Después de todo, no lo quiere solo para ella.

Sus padres no tienen lo suficiente como para comprarles la bicicleta, pero harán lo posible para conseguirle uno. En medio de sus dificultades, lo único que les importa es la felicidad de su querida hija.

Quiero advertirte Papá Noel, que aparecen los oportunistas que quieren entregar obsequios. Para ser sincero, se visten muy parecido a ti, usando tu nombre para ganar afectos y aprovechando la felicidad de Anita como un medio para ganar los votos de sus padres. Así es Papá Noel, aparecen especialmente antes de elecciones. Cómo no pueden ganar con ideas, se aprovechan de la Navidad.

Papá Noel, incluso algunos crean grandes eventos en esta época con recursos públicos y dan regalos en nombre propio, sabiendo que la plata nos pertenece a todos. Qué más quisiera que detrás de esos regalos existiera un verdadero espíritu navideño. Ojalá en el fondo lo tengan. No obstante, usan la Navidad como trampolín electoral.

Pero como dije antes. Al final del día, o del año, siempre prevalece lo bueno, aunque se demore en llegar. Por fortuna, también he visto personas que lo único que les importa es la felicidad de Anita. Allí están tus verdaderos mensajeros, especialmente aquellos que no se dan cuenta que lo son. Hace poco conversé con Alejandra, una médica de profesión, quién me contó que quería entregar regalos a niños y niñas de Villa Rosita, donde vive Anita. De hecho, fue Alejandra quién me habló de ella.

Alejandra irá con su madre el próximo 24 de diciembre a entregar regalos. Pero no solo eso, a exaltar lo que significa la Navidad. Para mí, querido Papá Noel, estas personas evocan su verdadero significado. ¿Sabes por qué lo digo? Porque quiere compartir su tiempo con los niños y niñas de la escuela donde su mamá trabaja. Alejandra no tiene cálculos políticos. Su objetivo es obtener un par de sonrisas. Esos obsequios llevan el sudor de su frente. Jamás aceptaría recursos públicos para esto.

De hecho, aunque no me lo contó, Alejandra entregará los regalos por ese vínculo que su mamá ha construido con los niños y niñas del colegio donde trabaja. Si lo analizamos en detalle, es también una forma de unión familiar, una muestra de amor. Alejandra es tan solo un ejemplo de muchas personas que en Sincelejo honran la Navidad. Entregan como agradecimiento a lo que la vida les dio en el 2018. Necesitamos a más Alejandras en Sincelejo, ojalá que no solo en navidad, sino todo el año.

Querido Papá Noel, y cómo es Navidad, es el momento para pedirte cosas. Te pido que todas las Anitas de Sincelejo se encuentren con las Alejandras porque es la muestra de solidaridad que necesitamos en Sincelejo. Te pido Papá Noel, que podamos escuchar más historias de vida de estas personas que quieren lo mejor para el municipio. Te pido Papá Noel, que nos regales más oportunidades a Sincelejo para que no dependamos de esos lobos vestidos de oveja.

Te pido Papá Noel, que saques lo mejor de nosotros para que podamos construir un buen futuro para todos los niños y niñas, como Anita. Si a ellos les va bien, a Sincelejo le va bien. Espero Papá Noel, que nos llenes de amor. Espero querido Papá Noel, que permitas llevarnos en mente la frase de Charles Dickens: “honraré la Navidad en mi corazón y procuraré conservarla durante todo el año”. Feliz Navidad.



¿Qué opinas de esto?