Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Atenuar el Yo y pensar en Nosotros, una clave para preservar el Clima Organizacional

Por Marcos Velásquez.


AYATAWA

El Mundo Laboral no es el Mercado Laboral. Todos hacemos parte del Mercado Laboral, dado que contamos con la fuerza de trabajo propia que permite en un momento determinado, cumplir con algún oficio o tarea.

Sin embargo, la educación va hilvanando la fuerza bruta a través de formaciones específicas que se dan gracias a las elecciones de quienes se perfilan para cumplir con unas funciones dentro de un sistema organizacional, según su grado de capacitación.

Así, quien hace parte de una Empresa, ha de reconocer que está inscrito en un equipo de trabajo, dado que el Mundo Laboral no se compone solo de las exigencias propias del cargo por el cual ha de responder a través de sus funciones, resultados y cumplimiento de horarios, sino de su capacidad de trabajar, dentro de la organización, en sincronía con otras personas que la integran.

Si el equipo o los equipos funcionan en coexistencia con cada uno de sus miembros, respetando sus funciones, apoyándolas, asistiéndolas para que cada quien se fortalezca con el objetivo de que todos salgan como equipo bien evaluados, la Empresa se sostendrá en el tiempo. De no ser así, se inicia el deterioro del Clima Organizacional.

Todo equipo de trabajo está conformado por un grupo de personas que cumple con una labor específica al interior de este. El cumplimiento de estas funciones tiene como objetivo, la consolidación y realización de tareas individuales y colectivas que apuntan, en su conjunto, a dar resultados a la Empresa. Resultados que se evaluarán en las ganancias o pérdidas económicas que la empresa obtenga en el mercado en el cual se encuentra inscrita.

Por ello, el Clima Organizacional de una Empresa es un intangible que no se puede descuidar. Las Empresas han de trabajar de modo acucioso en la consolidación del Clima Organizacional que permita que los miembros del equipo de trabajo se sientan a gusto trabajando entre sí y no amenazados por el hecho de que un miembro del equipo se encarga de malograr el ambiente con sus imposiciones, las cuales, la más de las veces, hacen parte de su inmadurez estructural.

Pertenecer al Mundo Laboral, no depende solo de las capacidades técnicas, del dominio de herramientas ofimáticas o de software específicos, de la especialidad o grados adquiridos a lo largo de una formación educativa continuada de una persona. Depende también las habilidades blandas con las que cuenta cada quien.

Estas habilidades hacen saber la capacidad que tiene una persona, entre otras, para relacionarse con los demás, su capacidad de comunicarse, de su forma de ser, de su pericia para resolver problemas, de su experticia para hacerle entender a otros que requiere de su ayuda, involucrarlos en su objetivo y agradecer públicamente el apoyo recibido.

Quien posee habilidades blandas es una persona que goza de una madurez psíquica que le permite escuchar, aportar, resaltar, señalar y proponer de modo creativo ideas o soluciones, sin necesidad de exigir que tiene que ser reconocido por ello.

En otras palabras, para que un trabajo en equipo funcione a la altura de las circunstancias, se ha de atenuar el Yo y se ha de pensar en Nosotros, dado que un equipo es la máxima que propuso Alexandre Dumas a través de Los tres Mosqueteros: Todos para uno y uno para todos.

1. Tip´s para fracasar:

a. Piense solo en sus indicadores: Dedíquese a obtener buenos resultados de modo individual. No haga planeación en equipo, mejor escuche todo lo que el equipo está proponiendo, para que usted, a partir de ello, pueda salir adelante mostrando sus logros individuales. No se preocupe, nadie notará que usted es inseguro y necesita reconocimiento constante.

b. Hable solo de usted: Trace una política individual en la que solo su YO esté presente. Dedíquese a exaltar todo lo que usted hace y exija reconocimiento por todo lo que usted produce. Permítase pensar que esa es la única manera en que se hacen las cosas y que usted con su experiencia es la única persona que lo sabe hacer. Obviamente, no se olvide de desacreditar lo que hacen otros miembros del equipo de trabajo. No se preocupe, nadie notará que usted es un inmaduro psíquico y se comporta como un niño de primaria.

c. Diga que eso no está bien: Procure ponerles traba a las propuestas de la planeación en equipo. Busque aliados y genere el mayor grado de intriga posible para torpedear la planeación en equipo, con tal de que esta no se dé, o con el propósito de replantear todo pensando en sus beneficios. Sobre todo, no olvide invitar a personas que no hacen parte del equipo de trabajo base, pero son personas con las que usted se entiende porque las domina o se necesitan mutuamente para llenar sus vacíos en las habilidades blandas que no les permiten construir espacios de trabajo en donde son llamados a hacerlo. No se preocupe, nadie va a notar que usted se encarga de generar un Clima Organizacional tenso, donde solo piensa en usted y no en los aportes y la producción del equipo de trabajo.

Vocabulario clave:
Mundo Laboral
Mercado Laboral
Clima Organizacional
Equipo de Trabajo
Habilidades Blandas



¿Qué opinas de esto?