Vicepresidenta propuso retomar campaña para cuidar a las mujeres en establecimientos nocturnos

El deber de los administradores o meseros será ayudarlas a salir de manera discreta llamando un taxi o a la Policía


Luego que la juez de circuito informara la sentencia condenatoria contra Paul Naranjo y Julián Ortegón por la muerte de Ana María Castro, la vicepresidenta y Canciller, Marta Lucía Ramírez, se pronunció por medio de sus redes sociales asegurando que la decisión es una buena noticia y aprovechó para mandarle un mensaje a los administradores y meseros de bares o restaurantes, pidiéndoles que advirtieran cuando una mujer se encuentre en riesgo.

«Qué buena noticia nos da la justicia: ¡El asesinato de Ana María Castro no podía quedar en la impunidad! Ningún crimen debe quedar sin castigo, y Paul Naranjo y Julián Ortegón han sido condenados por su feminicidio», escribió la vicepresidenta por medio de su cuenta de Twitter.

Lea también  Hasta las mascotas se sumaron al desfile de silleteros en Medellín

Del mismo modo, Ramírez aprovechó para hacerle un llamado a las personas, advirtiendo que otra manera de prevenir violaciones y feminicidios, es evitando el exceso de alcohol y retomando la campaña llamada #PregúntaPorÁngela.

«Desde la Vicepresidencia de la República, desarrollamos la campaña #PregúntaPorÁngela», cuyo objetivo es prevenir todo tipo de violencias contra las mujeres en establecimientos nocturnos de la ciudad.

La campaña consiste en ubicar carteles en el baños de mujeres de bares y discotecas, para que se acerquen a la barra y pregunten por «Ángela», de esta manera, los empleados del sitio sabrán que la mujer se encuentra en situación de riesgo alertando a los empleados del lugar sin que su acompañante y posible agresor se dé cuenta.

Lea también  Nuevo gobierno podría reducir la jornada laboral en Colombia

Los avisos indican “¿Estás en una cita que no está funcionando? ¿Tu cita de Tinder no es quien decía ser en su perfil? ¿Te sientes incómoda?”, ve a la barra y pregunta por Ángela, esto emitirá una alerta al personal del local y sabrán que necesitas ayuda.

El deber de los administradores o meseros será ayudarlas a salir de manera discreta llamando un taxi o a la Policía, dependiendo el nivel de peligro en el que se encuentre la mujer.



Join the Conversation

Join the Conversation