Separan del cargo a policías involucrados en presunto abuso a menor en Popayán

La URI y la sede de Medicina Legal en Popayán fueron incineradas por parte de los manifestantes.


HTML5 logo

Redacción. La jornada de protestas en el país con ocasión del Paro Nacional continúan, sin embargo, en la ciudad de Popayán, Cauca, la situación se ha agudizado luego de que la joven Alison Meléndez denunciara haber sido víctima de un presunto abuso sexual, por parte de cuatro miembros del Esmad y posteriormente se quitara la vida.

La institución policial ha entregado versiones sobre lo sucedido, argumentado que la menor no fue accedida, pero recientemente el comandante regional de la Policía N°4, general Ricardo Alarcón, confirmó que los uniformados implicados fueron separados temporalmente de sus cargos.

“Asumirán de manera directa su defensa, sus descargos y demás. Esperaremos los resultados de las mismas’’, dijo el general en entrevista con medios nacionales.

Lea también  Minsalud reporta 27.818 nuevos casos de COVID-19 en Colombia

La muerte de la menor ha generado el rechazo de los habitantes de Popayán, quienes vivieron una intensa jornada de protesta en la noche del pasado 14 de mayo, que acabó con al menos 40 heridos y una persona fallecida.

La ira de los manifestantes escaló a tal punto que decidieron incendiar la Unidad de Reacción Inmediata, donde habría sido violentada la joven, y la sede de Medicina Legal.

Además de ello, se reportaron varias señalizaciones de tránsito destruidas y daños en el alumbrado público, cajeros y en una empresa de telecomunicaciones.

Hasta el momento, la información que se conoce sobre este caso, data que la menor se encontraba grabando las movilizaciones del pasado 12 de mayo, cuando fue aprehendida y conducida a la URI, donde aseguró fue víctima de un presunto abuso sexual por parte de los uniformados que le “bajaron el pantalón”.

La Policía, al respecto, ha indicado que los hechos son materia de investigación.

Lea también  Colombia acumula más de 14 millones de dosis anticovid-19 aplicadas

“Ella no fue accedía (carnalmente) en una estación de policía. Lo que se dio fue un forcejeo con una persona que estaba exaltada de quien no conocíamos en ese momento que era una menor de edad”, dijo el general Alarcón.

“Supongo que en el forcejeo que se da (la bajada del pantalón), en el momento no se conoce si es menor de edad o mayor de edad. Cuando llega a la URI es que se determina eso”, agregó.

Tras lo ocurrido, entidades como la Defensoría del Pueblo han solicitado celeridad en la entrega de los resultados de la investigación, y que se esclarezcan los hechos.

Lea también  Aprueban proyecto de ley para endurecer penas por delitos ambientales


Join the Conversation

Join the Conversation