Secuestro aumentó un 27% durante 2022 y es la cifra más alta en los últimos cinco años

La mayoría de las víctimas del secuestro son ganaderos, pequeños y medianos comerciantes, personas dedicadas al sector agrario y del sector transportador.


Nación. Cifras emitidas recientemente por el Ministerio de Defensa y la Policía Nacional revelaron que durante el 2022 el secuestro en Colombia aumentó un 27% con respecto al 2021, una práctica perversa que es usada con frecuencia por grupos al margen de la ley, recursos que usan para financiar sus actividades ilícitas.

Cabe recordar que en octubre del año pasado en Córdoba se presentó el secuestro del reconocido ganadero y comerciante Salim Haddad García, quien fue liberado por sus captores en zona rural del departamento del Cesar días después de haber sido retenido en zona rural de Montería.

Este fue uno de los 203 casos que aparecen reportados en las estadísticas oficiales, de los cuales 48 fueron rescatados. Sin embargo, al comparar la cifra con la de 2021, cuando se dieron 160 secuestros, queda en evidencia un aumento del 27%.

Lea también  ¿La ministra Irene mintió? Sí, y yo tengo la prueba: ex viceministra de Energía

Según las autoridades, en 2021 se registraron 24 rescates de secuestrados, la mitad de los liberados por las autoridades el año pasado.

El comportamiento del secuestro en el territorio colombiano en todo caso no se acerca a las cifras a las que llegó al país en las peores épocas de la violencia paramilitar y guerrillera.

Y es que esta práctica macabra está lejos de acabarse, pues las cifras así lo demuestran. En el 2005 los reportes oficiales hablan de 801 personas secuestradas. En el año 2020 fueron reportadas 162 personas secuestradas, en el 2019 fueron 163, en 2018 la cifra llegó a 176, y en 2017 cerró en 195.

Lea también  Once masacres han ocurrido en Colombia en el primer mes del año, reporta Indepaz

Pero no solo secuestran las disidencias de las Farc o el Eln. Según fuentes militares la mayor parte de los raptos ocurridos el año pasado en el país fueron perpetrados por la delincuencia común, casos que en gran parte no son denunciados debido a las represalias o amenazas que pueden tomar contra la familia del secuestrado.