Sectores uribistas piden declarar conmoción interior, oposición lo rechaza

El país necesita espacios de diálogo y concertación, no de represión, señalaron los detractores de la propuesta.


Polémica ha causado en el país la propuesta del senador uribista Carlos Felipe Mejía, en la que pidió al presidente Duque declarar urgente la conmoción interior, militarizar las ciudades y los ejes viales de la nación.

El congresista asegura que “detrás de la destrucción en las marchas y el caos estarían los tentáculos del narco comunismo de Maduro, Cuba las Farc, el ELN y sus cómplices”.

En igual sentido se pronunció el senador Nicolás Pérez, también del partido Centro Democrático, quién argumento el pedido de conmoción interior asegurando “que no se puede permitir que continúen la desestabilización del país a través de hechos de violencia”.

“Hay que ejercer toda la legítima autoridad del Estado para restablecer el orden”, dijo el congresista del partido de Gobierno.

Lea también  Defensoría del Pueblo entregó pruebas y pide investigar situación de Cali

De inmediato hubo reacciones en el país, la Human Right Watch indicó que el gobierno colombiano debe propiciar “medidas urgentes para bajar las tensiones y proteger los Derechos Humanos, pero si llega a declarar conmoción interior se estaría haciendo todo lo contrario”.

En igual sentido se han pronunciado varios congresistas alternativos y de oposición, señalando que el país hoy lo que requiere son espacios más democráticos, de concertación ciudadana y no represivos.

La conmoción interior es una figura consagrada en la Constitución en el artículo 213, que ante graves perturbaciones de orden público que atenten contra la estabilidad de la nación y que sobrepasa en la capacidad de las fuerzas del Estado, el ejecutivo tendría facultades para suspender leyes incompatibles con el estado de conmoción que podría extenderse hasta por 90 días.

Lea también  Falleció Lucas Villa, estudiante baleado durante el paro nacional

Desde su creación en la Constitución del 1991 esta figura solo se ha utilizado cuatro veces en las presidencias de César Gaviria y Álvaro Uribe.



Join the Conversation

Join the Conversation