Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Por caso ‘Andrómeda’ y Hacker Sepúlveda, 20 Uniformados relevados y cinco destituidos

Nación. La Inspección General de las Fuerzas Militares relevó de sus cargos a 20 miembros de la Fuerzas Pública (Ejército, Armada, Fuerza Aérea y Policía Nacional) y desvinculó del servicio activo a cinco uniformados más, por las filtraciones de información de Inteligencia relacionada con el...


Nación. La Inspección General de las Fuerzas Militares relevó de sus cargos a 20 miembros de la Fuerzas Pública (Ejército, Armada, Fuerza Aérea y Policía Nacional) y desvinculó del servicio activo a cinco uniformados más, por las filtraciones de información de Inteligencia relacionada con el caso ‘Andrómeda’, por el caso del hacker Andrés Fernando Sepúlveda y por el caso de documentos secretos y la supuesta lista de inteligencia.

El vicealmirante César Augusto Narváez, inspector General de las Fuerzas Militares, aseguró este viernes que en desarrollo de las investigaciones se realizaron 268 pruebas de credibilidad y confiabilidad a todo el personal de Inteligencia, de estas 8 pruebas de polígrafo no fueron satisfactorias.

Producto de este procedimiento, dijo Narváez, fueron relevados de sus cargos 10 oficiales, ocho suboficiales, un patrullero y un funcionario administrativo, además del retiro de cinco militares, entre los últimos un Mayor del Ejército, un Cabo Tercero, de la Policía un Mayor, un Teniente y un Patrullero.

También se iniciaron 6 investigaciones disciplinarias, 4 por el caso de Andrés Sepúlveda y 2 por el caso de documentos secretos y la supuesta lista de inteligencia militar, en las que hasta el momento se encuentran vinculado 11 funcionarios de la Fuerza Pública.

El inspector General de las Fuerzas Militares, dijo que en el caso Andrómeda, se encontraron fallas de seguridad, que dejaron en evidencia indisciplina y falta de control del personal que visitaba la dependencia.

No se tenía control sobre las actividades realizadas por el personal militar y civil ajeno a la operación ‘Andrómeda’. Muchas de ellas que ingresaban, tenían un alto conocimiento y capacidades a nivel informático, sin embargo, trabajaban sin supervisión alguna.