Partido Conservador catalogó de “opiniones calumniosas” declaraciones de expresidente Pastrana

Los conservadores recalcaron que sus decisiones han sido fruto de un análisis profundo y responsable de cada propuesta del Gobierno
3 semanas atrás

El Partido Conservador ha rechazado las acusaciones del expresidente Andrés Pastrana, quien afirmó que el partido apoya al presidente Gustavo Petro en el Congreso, traicionando sus principios y bases. En un comunicado oficial, la bancada conservadora calificó estas declaraciones como “opiniones calumniosas” y aseguró que buscan confundir a la militancia.

El comunicado subraya la independencia del Partido Conservador, afirmando que su postura no es de sumisión ni de alianza con el Gobierno, sino de responsabilidad y compromiso con los intereses del país. “En cada una de nuestras decisiones, nos hemos guiado por los valores y principios conservadores, siempre buscando el bienestar de los colombianos”, indicó la bancada.

Puedes leer:  Persiste brecha de pobreza entre zonas urbanas y rurales en Colombia: 10.6 puntos de diferencia

Los conservadores recalcaron que sus decisiones han sido fruto de un análisis profundo y responsable de cada propuesta del Gobierno, y no de una adhesión ciega o un apoyo incondicional. Defendieron su papel en el Congreso como el de una oposición constructiva, evaluando cada iniciativa con rigor y votando a favor solo de aquellas que consideran beneficiosas para el país, rechazando las que van en contra de sus principios y valores.

El comunicado también destacó la importancia de mantener la unidad dentro del partido y llamó a sus miembros a no dejarse influenciar por declaraciones que buscan sembrar discordia y desconfianza. Afirmaron que las opiniones del expresidente Pastrana son personales y no reflejan la realidad del partido ni sus acciones en el Congreso.

Puedes leer:  Petro califica como “falsas” las declaraciones de Olmedo López

Finalmente, el Partido Conservador hizo un llamado a su militancia para que se mantenga informada y participe activamente en los procesos internos del partido, con el fin de fortalecer la democracia interna y garantizar que las decisiones reflejen verdaderamente la voluntad de sus miembros. Esta declaración busca reafirmar la cohesión y la dirección del partido en medio de la controversia generada por las acusaciones del expresidente.