Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Muere el cuarto policía por ataque del Eln en Casanare

Como Álex Amir Lozano fue identificado el cuarto uniformado de la Policía Nacional quien murió, debido a la gravedad de las heridas que le dejó el atentado perpetrado por un comando del grupo guerrillero Eln, en zona rural de Aguazul, Casanare. El auxiliar de 21...


Como Álex Amir Lozano fue identificado el cuarto uniformado de la Policía Nacional quien murió, debido a la gravedad de las heridas que le dejó el atentado perpetrado por un comando del grupo guerrillero Eln, en zona rural de Aguazul, Casanare.

El auxiliar de 21 años, luego del ataque había sido trasladado hasta la clínica Meta de Villavicencio donde de inmediato se le practicaron varias cirugías, y fue recluido en la Unidad de Cuidados Intensivos UCI, donde estuvo hasta su deceso.

“Es un paciente que ingresa víctima, al parecer, de un artefacto explosivo. Es un paciente que ya había sido referenciado desde el hospital de Yopal (…) El paciente ingresó en muy malas condiciones, ingresa en shock con falla multisistémica, es llevado de inmediato a salas de cirugías, donde lo atienden los servicios de cirugía general y ortopedia; no obstante, y a pesar de estar multisoportado, el paciente fallece hacia las 3:20 de la tarde de hoy (miércoles)” Dijo la doctora Giovanna Garay, médica coordinadora de la clínica Meta.

Por su parte, el comandante de la policía en el departamento del Meta aseguró que la valentía del uniformado se convierte en ejemplo a seguir.

“Muchas cosas son las que hay que destacar de él, su arrojo, su entrega su compromiso, indudablemente el haber ofrendado la vida en aras de la paz de este país, se convierte en un gran ejemplo de todos los policías, hombres y mujeres que laboramos por esta misma causa en todo el país”.

Los familiares de Lozano habían llegado hasta Villavicencio donde acompañaban el proceso de recuperación del uniformado, y ahora deberán trasladarlo hasta Curumaní en el Cesar, donde sus familiares y amigos le darán el último adiós.

“Le agradezco, pero no digo nada que decir. No tengo palabras ahora”, fue lo único que atinó a decir uno de los familiares del uniformado, quien en compañía de la madre del uniformado prefirieron guardar silencio ante el dolor causado.

Otro de los policías quien resultó gravemente herido durante el ataque fue remitido a Bogotá hace pocas horas al policlínico de la Policía Nacional donde recibirá atención de 4 nivel, donde además tratarán de estabilizarlo, ya que su condición es crítica; de otro lado, las autoridades avanzan en las investigaciones para establecer a ciencia cierta lo sucedido el día de la emboscada.



¿Qué opinas de esto?