Las Farc y Bacrim, amenazan a indígenas Yukpa

Graves denuncias sobre abusos contra el pueblo indígena yukpa, que sufren especialmente las mujeres, hizo la segunda gobernadora del resguardo Sokorpa, Esneda Saavedra, durante el Primer Foro Internacional de Mujeres Indígenas que se llevó a cabo en Maicao, La Guajira. Según la líder, el territorio donde tiene asiento la etnia, en el municipio de Becerril (Cesar), es utilizado por varios grupos al margen de la ley. “Allí están guerrilla, bacrim y delincuentes comunes, para el contrabando, tráfico de drogas y...

Líderes del Cesar asegura que son víctimas de violencia y violaciones.

Graves denuncias sobre abusos contra el pueblo indígena yukpa, que sufren especialmente las mujeres, hizo la segunda gobernadora del resguardo Sokorpa, Esneda Saavedra, durante el Primer Foro Internacional de Mujeres Indígenas que se llevó a cabo en Maicao, La Guajira.

Según la líder, el territorio donde tiene asiento la etnia, en el municipio de Becerril (Cesar), es utilizado por varios grupos al margen de la ley.

“Allí están guerrilla, bacrim y delincuentes comunes, para el contrabando, tráfico de drogas y también para camuflarse cuando son perseguidos por las autoridades”, dijo.

La líder, quien también es coordinadora del Plan Salvaguarda del pueblo yukpa, asegura que además de violar los sitios sagrados y atropellar su espiritualidad, han sido víctimas de asesinatos y abusos sexuales.

“Hace solo tres meses violaron a una niña de 13 años, y a principios de este año mataron al hijo de un cacique que había sido asesinado en el 2012”, aseguró.

Sostuvo que varios líderes, incluyéndola a ella, están amenazados por la guerrilla y las bandas criminales. “A unos nos acusan de ser auxiliadores de los otros y viceversa”, relató.

Lea también  Profunda indignación por asesinato de dos policías en Córdoba: MinDefensa

Agregó que los yukpa, al igual que los wayuu, no conocen fronteras, por lo que se mueven entre Colombia y Venezuela, muy cerca de la Serranía del Perijá a través de trochas que también son utilizadas por los contrabandistas y traficantes de droga.

“Hemos sufrido por bombardeos y enfrentamientos, nuestras mujeres sufren por sus hijos y esposos, por eso nos hemos unido para defender nuestros derechos”, puntualizó.