INS defendió a laboratorios ante críticas por demora en entrega de resultados por COVID-19

Una de las mayores preocupaciones expresadas por la directora del INS, es la toma de muestras por parte de los laboratorios departamentales.


Redacción. Martha Ospina, directora del Instituto Nacional de Salud, defendió a los 110 laboratorios que se encargan de la toma de muestras de COVID-19, ante las críticas y los señalamientos de las EPS que los acusan de ser los culpables de las demoras en la entrega de resultados.

Ospina resaltó que el proceso de diagnóstico se desarrolla por los laboratorios departamentales o de Salud Pública, los comerciales que son orientados por la IPS y los contratados por las EPS y también, el apoyo que se recibe de las diferentes universidades del país.

“Hemos encontrado que están llenando las fichas como quieren y hasta acumulan las muestras por 40 días, luego las llevan a un laboratorio que tiene una capacidad de diagnóstico de 100 pruebas al día, allí las reciben y empiezan hacer cola, pero es cuando hace un gran esfuerzo por hacerlas lo más rápido posible”, dijo la funcionaria mientras explicó que se descubrieron tomadores de muestras contratados por las aseguradoras que no cumplen con los requisitos de inscripción y generan una mayor saturación.

Lea también  Icetex abre convocatoria de 95 becas para estudios de posgrado

Según Ospina, a los laboratorios se les atribuyen actividades que son complejas, puesto que no son expertos en el tema.

“Les han descargado a ellos, digitar las fichas y cargas todos los papeles de la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (ADRES); cuando es gente que es de laboratorio y no de oficina”, denunció.

Una de las mayores preocupaciones expresadas por la funcionaria, corresponde a la toma de muestras por parte de los laboratorios departamentales.

“Cómo es posible que existan entes territoriales que tomen muestras a la loca sin saber dónde las van a mandar, sin un rumbo definido, con unas cavas enormes con 3 mil muestras, las mandan a cualquier parte buscando que alguien se las lea”, indicó.

Lea también  Disidencias de Farc podrían estar detrás de masacre en Buenos Aires, Cauca

Es “una labor que un secretario de salud no programó para donde iban; cada laboratorio recibe de a poco 100 y 200 muestras las cuales entran a presionar más la cola de las pruebas”, agregó.

Ospina explicó que el diagnóstico de pruebas por COVID-19 es una cadena entre quien toma la muestra, el análisis y quien enseña los resultados, añadiendo que la demora no está en los laboratorios, pues es ahí donde se trabaja para leer las pruebas de forma rápida.



¿Qué opinas de esto?