Este es el historial que según Cepeda, Uribe tuvo con narcos y “paras”

Tras múltiples interpelaciones, el senador Cepeda retomó el debate. Inició que cuando Uribe fungió como director de la Aeronáutica, en desarrollo de sus funciones, habría cometido varias irregularidades, específicamente en expedición de licencias. “Hay múltiples denuncias de que concedió denuncias a personas relacionadas con el trabajo. Nosotros nos tomamos el trabajo de verificar algunos de esos casos. Voy a presentar algunos de ellos y quiero resaltar que la Aeronáutica Civil nos envió un comunicado en el que nos señala en...


Tras múltiples interpelaciones, el senador Cepeda retomó el debate. Inició que cuando Uribe fungió como director de la Aeronáutica, en desarrollo de sus funciones, habría cometido varias irregularidades, específicamente en expedición de licencias.

“Hay múltiples denuncias de que concedió denuncias a personas relacionadas con el trabajo. Nosotros nos tomamos el trabajo de verificar algunos de esos casos. Voy a presentar algunos de ellos y quiero resaltar que la Aeronáutica Civil nos envió un comunicado en el que nos señala en que para las fechas indicadas, no había soporte alguno de las licencias. Así que aquí se verifica una sustracción de documentos.

Tambien hubo una licencia al clan de los Cifuentes Villa, uno de los grupos narcotraficantes más importantes de Antioquia. El entonces director de la Aeronáutica, Alvaro Uribe, le concedió la licencia 6006 al señor Cifuentes Villa.

Ya de expresidente cuando estalló el escándalo a raíz de la extradición a EU de Doris Cifuentes, Alvaro Uribe dijo que la relación de pareja con el hermano suyo, Jaime Alberto, dijo que dicha relación era sentimental y él era totalmente ajena y que tenía parte de una historia que no tenía relevancia, pese a que Doris y Jaime Alberto tuvieron dos hijos.
A todas luces no era algo ajeno. Era una relación familiar, de la que comenzaron a establecerse vínculos comerciales. Jaime Alberto Uribe también hizo parte de una ganadería que era propiedad de los Cifuentes Villa, que está en la lista Clinton.

Pero hay más relaciones económicas entre los Cifuentes y los Uribe Vélez. Otro hermano de Alvaro Uribe, compro con los hermanos Ochoa, del clan Ochoa, compró una propiedad en Jericó Antioquia. A esa propiedad se fueron sumando vecinos como Mario Uribe y la empresa de ganadería antes mencionada y Doris Cifuentes. Entonces no era una relación ajena o distante. Hay relaciones familiares, económicas, y a través también de recursos del Estado. Porque la empresa Bioforestal S.A. , empresa de los Cifuentes Villa, fue beneficiada con el programa de Agro Ingreso Seguro. O sea que el ingreso fue seguro para la familia Cifuentes Villa, narcotraficantes puros. Entonces era imposible que Alvaro Uribe no supiera quienes eran los Cifuentes Villa. En 1983, Alvaro Uribe participó en la junta directiva de una empresa que probablemente era fachada del Cartel de Medellín y participó ni más ni menos con la persona señalada de ser el autor del director de El Espectador, Guillermo Cano. Estamos en una relación comercial entre Alvaro Uribe y el cartel de Medellín. De esa misma empresa hacía parte Carlos Alberto Gaviria Vélez, quien tenía tratos con la gente que asesinó a Cano, por atreverse a decir la verdad. Y por último, de entre muchos otros casos, está la licencia al piloto favorito de Pablo Escobar, Alvaro Suárez Granados. El llevaba mucha cocaína a México y después pasó a ser piloto de los Rodríguez Orejuela y finalmente fundó su propia empresa del narcotráfico.

“Hay más relaciones económicas entre los Cifuentes -narcotraficantes puros- y los Uribe Vélez, el señor Santiago Uribe compro con las hermanas Ochoa una propiedad. Ósea que ninguna relación de carácter ajeno, distante o familiar”.

A renglón seguido Cepeda sostuvo que hay más, pues el entonces director de la Aeronáutica Civil, Álvaro Uribe “otorgó una licencia a Álvaro Uribe esta el señor Luis Carlos molina Yepes, en junio de 1980, concedió licencia de operaciones a una aeronave que fue vendida a luis Carlos molina Yepes y que la dirección nacional de fiscalías le aplico extinción de dominio. Y este señor Luis Carlos molina es el banquero de Pablo escobar, pero además de esto como si fuera poco, Molina compartió junto a una empresa con Uribe en 1983. Y participó ni más ni menos con la persona que fue condenada por el asesinato del director del espectador Guillermo Cano”.

El parlamentario aseveró que “estamos en frente de una relación de Uribe con el cartel de Medellín”.

Cepeda manifestó que en un reportaje que dio al meridiano de Córdoba, mis hermanos y yo competíamos en las corridas. La compra de una tierra por parte de Santiago Uribe que es muy conocida con las hermanas Ochoa, hay reportes en los medios donde se dice que hay malestar porque el alcalde participe en corridas de toros, y que a esas corridas llegue en avionetas del alcaldía.

Lea también  Es el momento clave de responsabilidad y no permitir aglomeraciones: MinSalud

‘Narcomico’

Además argumentó que para esa época surge el ‘Narcomico’ para hacer que no coincida el referendo con las fechas parlamentarias, para que no haya mayor tensión, la idea de Uribe era crear un salvavidas, pero en ese momento cuando el cartel de Medellín estaba en el furor, le tocó mantenerse y decir que estaba al lado de la posición de la extradición.
Estos hechos de alguna manera también han sido ratificados por otras fuentes. El señor Carlos Murllo Bejarano, alias “Don Berna”. El 8 de octubre de 1992 este señor declaró que Álvaro Uribe y otros políticos eran las fichas del Cartel de Medellín ante la institucionalidad.

Hay otros hechos que arrojan un manto de duda sobre la gestión parlamentaria de Uribe. En 1987 apareció un testigo, Carlos Fernando García, ciudadano español, quien en una declaración dijo que había prestado sus servicios al Cartel de Medellín para sobornar a congresistas, quienes debían votar en 1989 el referendo contra la extradición.
Igualmente en el paso de Uribe por el Congreso existe una denuncia que está plasmada en un documento que ha sido desclasificado por el FBI donde afirma que ha recibido información confirmada, por distintas fuentes, en los que se afirma que varios políticos liberales de Antioquia hicieron sus campañas asistidas por Pablo Escobar. Una revisión de esos resultados permite establecer que entre los senadores elegidos estuvo Álvaro Uribe y Bernardo Guerra Serna.

Uribe y las denuncias como Gobernador de Antioquia
El senador Iván Cepeda continuó hablando de las denuncias que se le habían realizado a Uribe cuando fue Gobernador de Antioquia, pus fue en ese momento donde se conoció con el exlíder paramiliatar y ahora extraditado, Salvatore Mancuso, las Convivir y diferentes testimonios que lo vinculan con alias ‘HH’ y alias ‘Don Berna’.
“Durante el paso de Álvaro Uribe en la gobernación de Antioquia hay múltiples denuncias, pues Uribe tuvo contacto directo con personas que tenían que ver con el paramilitarismo, en un momento en el que una parte de los narcotraficantes del cartel de Medellín habían pasado a engrosar las filas de los paramilitares”.
“Aquí hay una relación de cómo se conoció Uribe con Salvatore Mancuso. Y el propio expresidente dice que fueron encuentros pasajeros con el sector agropecuario mientras Mancuso sostiene: “sí me reuní con él. Él tenía unos primos que tenían una finca vecina a la finca de quien fue mi primera esposa, a través de los conocí al presidente Uribe que era dueño de un caballo que corría carreras. Hicimos unas carreras de caballos donde asistió muchísima gente en Córdoba. Él corrió con una llegue que se llamaba ‘la Gringa’, ahí estuve reunido con Uribe y fui también a la finca del señor gobernador para esa época, ya siendo yo miembro de las autodefensas. En ese encuentro estuvo presente el coronel de la policía Raúl Suarez”.
Cepeda sostuvo que “hay otras versiones de la relación Uribe-Mancuso, como alias don Berna, pero aquí hay otro detalle importante Gustavo Petro en su momento como congresista presentó un debate donde se encontraron unos cables de bíper donde decía te recuerdo llamar al Gobernador”.

De igual manera el parlamentario se refirió a las Convivir y se enfocó en las sentencias jurídicas:

La sentencia de Herrera en diciembre de 2011: las convivir cumplieron una función política militar, entre Ejército, fuerza Pública y política.
Otra sentencia indica que “Las convivir cumplieron una función financiera”
Mancuso: estaban previstas para ser vehículos de mantenimiento de los paramilitares.

Entre las muchas personerías jurídicas que entregó a Uribe a los paramilitares, Rodrigo Pérez Alzate alias ‘Julian Bolívar’ miembro de los 12 apóstoles que funcionó en su momento como grupo terrorista.

Lea también  Polémica por pancarta que pide muerte de Uribe en recorrido de la Minga

Uribe decía que las Convivir no eran grupos de bandoleros armados. Que no le hacía ningún mal a la ciudadanía que estos grupos compraran radios para comunicar a las autoridades de irregularidades.

Enseguida presentó la publicidad que por la época hacía por radio las Convivir y las declaraciones de Uribe defendiendo el grupo, asegurando que las mismas habían nacido para entregar denuncias a la Fiscalía. Pero resulta que ello nunca ocurrió. No hay ninguna denuncia a la Fiscalía. Pero si hay una declaración de un jefe paramilitar diciendo que el entonces senador Álvaro Uribe había solicitado hablar con Carlos Castaño.

Era tal la presencia de las Convivir en Antioquia que el propio senador Fabio Valencia, en 1995, hizo un debate llamando al orden y señalando que lo que se había logrado con las Convivir era un crecimiento exponencial de los grupos parlamentarios. Y entonces citó al secretario de gobierno del entonces gobernador de Alvaro Uribe, quien dijo que hay una clara orientación de esa administración para entregarle armas a la gente. “La solución es a sangre y fuego…las Convivir pueden ser una contribución en ese sentido”, dijo en ese entonces el funcionario.
Después esas Convivir fueron calificadas como “mocha-cabezas” en Urabá por su sanguinario accionar y presentó audios con testimonios de víctimas.

Convivir

En el Urabá hubo muchas masacres entre ellas varias fueron denunciadas por la Unión Patriótica. “Era tal la presencia del paramilitarismo y las Convivir en Antioquia que hasta el propio senador Valencia Cossio llamó al Gobernador a un debate en 1995 señalando que lo que se había logrado a través de las convivir era un crecimiento exponencial de del paramilitarismo en la región. Por lo que Valencia Cossio citó al secretario del entonces gobernador Uribe donde sostuvo que habia una clara orientación del gobierno para que se entreguen armas a los ciudadanos para su propia defensa”.

Cepeda sostuvo que “las masacres en Antioquía crecieron 371% para ese entonces”. Por lo que Aida Avella realizó una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos donde los paramilitares hacían presencia.

Menos desconocida es la declaración el 17 de agosto en 2011 que dice que el presencio cuando Pedro Juan Moreno, en calidad de secretario de gobierno fue al campamento de Carlos Castaño.
Los dos periodos presidenciales de Uribe:
La primera campaña a la presidencia de Uribe, entre otros fue el patriarca Fabio Ochoa quien sale en una manifestación liderando la puesta pública.

En septiembre de 2012, Mancuso que fue a visitarlo el Secretario de Gobierno a expresarle la preocupación porque estaban escogiendo muchas acciones con objetivo múltiple, en esa misma declaración él señala que en el 2001 se hizo una guerra en la que se toma la decisión de bajar las acciones de carácter múltiple y en respaldar los bloques.

Por último, para cerrar esta sesión quisiera presentar dos declaraciones sobre la manera en que ya no se apoyó la candidatura, sino sobre encuentros directos entre Uribe y paramilitares y la manera como se utilizó la escolta presidencial.

Así presentó el testimonio de un escolta: “En 2013, en Barbosa, el señor Alvaro Uribe tuvimos que escoltarlo desde El Altillo, hacia Amalfi. El señor llegó allá, no recuerdo el día pero fue a las 5 a.m. que estuvo en El Altillo y un escolta habló con Guillermo, el comandante de nosotros y que debíamos llevarlo hasta Amalfi donde estaba el señor Carlos Castaño, Doble Cero y Movil 8, el comandante de Amalfi. Allá los llevamos, a una casa elegante que queda en todo el centro de Amalfi y nosotros arrimamos por allá….Yo vi cuando se dieron la mano y se abrazaron Uribe, Castaño y Doble Cero…Después nosotros arrancamos para los lados de Barbosa”.

Enseguida presentó otra declaración de un escolta: “El que era el comandante de la avanzada de la seguridad de Uribe, Camilo Rodríguez. Para mediados de septiembre, Uribe va a ir al departamento. Llega él me contacta y me dice que le demos toda la información de la guerrilla que tengamos para la seguridad de Uribe”.
Inmediatamente después presentó denuncias que evidenciaba la escolta presidencial sirviendo a los paramilitares y visceversa…Aquí hay un hecho y es que los dos jefes de seguridad del expresidente Uribe, uno Mauriicio Santoyo, está en Estados Unidos, condenado Mauricio Santoyo y otro investigado.

Lea también  COVID-19 en Colombia: 7.201 nuevos contagios y 167 decesos

Tenemos que contra el senador Alvaro Uribe hay hoy 84 investigaciones preliminares en la Fiscalía, una investigación preliminar en la Corte Suprema de Justicia, 24 por lo menos hasta hora, paramilitares que han hecho distinta clase de afirmaciones que comprometería a Alvaro Uribe en distintos momentos de su carrera política….Con relación a esos testigos el senador Uribe ha dicho que es una venganza criminal, que todos han sido comprados.

El senador del Polo aseveró que 24 paramilitares que han realizado distintas maneras de acusaciones que comprometerían a Álvaro Uribe Vélez. Con relación a esos testigos él dicho que todos han estado comprados. Algunos de esos testigos han sido comprados. Hay testimonios de empleados, socios en su momento de Uribe. Hay testimonios que han denunciado que no son paramilitares, sino senadores que de una u otra forma podrían comprometer la responsabilidad.
“Hay dos sentencias de la Corte de Derechos Humanos y estñá comprobado que Antioquia no atendió dichas denuncias” afirmó el Congresista.

Está probado que las convivir fueron instituciones apoyadas por el paramilitarismo y también está probado que el Das se convirtió en una institución de un compliot para bvurlar la justicia.
Uribe a entregado licencias, aviones, a personas vinculados al narcotráfico, ha abogado por un referendo que aceptaba la extradición.

Alvaro Uribe ha tomado toda clase de decisiones que han favorecido, de una manera u otra a personas vinculadas al narcotráfico y al paramilitarismo. Así ha entregado licencias, legalizó las Convivir, ha nombrado en cargos públicos a personas que han sido denunciadas por ese tipo de vínculos criminales y ha defendido, promovido, condecorado a funcionarios públicos que habían sido denunciados y después condenados. Ha promovido activamente que funcionarios que están siendo requeridos por la justicia emprendan el camino de la fuga y evasión a las autoridades colombianas.
Alvaro Uribe ha hecho negocios familiares o personales con al menos 11 personas de haber sido acusadas como narcotraficantes o paramilitares.

Además de eso se han producido montajes para obstruir las investigaciones, caso Tasmania, caso investigadores contra la Corte Suprema, el de Iván Velásquez que ya la justicia ha resarcido, al menos parcialmente.

De todos estos hechos lo que se puede evidenciar es que la justicia colombiana debe determinar: si en el entorno de Alvaro Uribe ha funcionado un aparato criminal que ha mutado en el tiempo y que es responsable de toda clase de crímenes de lesa humanidad; es necesario investigar si estos crímenes se han cometido bajo patrones de carácter criminal, y por último, si la forma de esa criminalidad es la cadena incesante de unos crímenes para tapar y encubrir las responsabilidades de los primeros hechos delicitivos.

Exhorto a los responsables, a los operadores judiciales a que actúen en esta materia y anuncio que presentaré este material y otro que no he hecho público a la Corte Suprema de Justicia, a la Comisión de Acusación y a la Fiscalía pues no es solamente el senador Uribe y su bancada quienes pueden denunciar.

Quiero hacer una invocación al país a que en este momento en que estamos ante una disyuntiva de carácter histórico en la que puede triunfar la violencia, la continuidad de la guerra, el odio, o que puede prevalecer una salida que nos conduzca a la paz, a un Estado de justicia social y democracia piensen muy bien sobre estas palabras que he pronunciado y piense en las millones de víctimas que ha dejado la parapolítica y el narcotráfico.
Así concluyó el senador Cepeda su intervención.