ELN asegura que masacres son retaliaciones por detención de Álvaro Uribe

El líder del ELN afirmó, además, que el país enfrenta una situación de ingobernabilidad.


Redacción. El jefe negociador del ELN, Pablo Beltrán, aseguró que las masares ocurridas en los últimos días en el país son las reacciones violentas de grupos paramilitares tras la detención del expresidente Álvaro Uribe.

En una entrevista con la Agencia AFP, Beltrán indicó que una vez se ordenó la detención domiciliaria de Uribe, varios de sus seguidores advirtieron sobre acciones que llevarían a cabo en el país.

“En Colombia se abrió una coyuntura especial el 4 de agosto, cuando decidieron llamar a juicio y colocar en prisión domiciliaria al expresidente Uribe, un hombre muy poderoso. Varios seguidores de él dijeron que iban a incendiar el país, después se incrementaron las masacres” dijo.

Lea también  Profunda indignación por asesinato de dos policías en Córdoba: MinDefensa

“No matan solo a excombatientes sino a sus familiares, no solo a líderes sociales sino a cualquier persona, universitarios celebrando un cumpleaños”, agregó.

Beltrán manifestó que el ELN sí ha sostenido disputas con otros grupos armados en la zona donde ocurrieron las masacres, sin embargo, insiste en que no están involucrados.

“Tenemos varios frentes en esta zona que son nacidos allí, nadie los mandó allá. Eso es en la frontera con Ecuador, zona de cultivos de coca donde los campesinos no tienen otra opción. A la gente le han preguntado por los responsables y dicen que es un grupo narcoparamilitar que se llama Los Contadores”, indicó el líder guerrillero en medio de la entrevista.

Lea también  COVID-19 en Colombia: 8.174 nuevos casos y 154 fallecidos

“Este año sí hubo combates con esas fuerzas. A mediados de julio esos combates bajaron, pero ellos, en retaliación, incrementaron las masacres de población civil. Es una manera de decir, todo el que tenga algún tipo de cercanía con la oposición al gobierno de Uribe, los vamos a castigar”, aseveró.

Por último, Beltrán afirmó que el ELN está dispuesto al cese bilateral al fuego, pero que no han obtenido respuesta por parte del Gobierno Nacional.

Para el grupo guerrillero, la situación del expresidente Uribe es un determinante en las negociaciones de paz entre el ELN y el Gobierno de Iván Duque.

“Duque gobierna a nombre de Uribe (…) Si Uribe se fortalece, muere el proceso de paz. Si Uribe se debilita, tiene posibilidades el proceso de paz”, fueron las palabras del jefe guerrillero.

Lea también  Gobierno expidió circular a alcaldes para reducir riesgo de contagios en Halloween


¿Qué opinas de esto?