Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Destituyen a capitán Ányelo Palacios, quien denunció red de prostitución en la Policía

(EFE).- El capitán de la Policía colombiana que denunció la existencia de una supuesta red de prostitución masculina en la institución, Ányelo Palacios, fue destituido de la entidad, confirmó hoy su abogado. El jurista Jesús Vergara aseguró a periodistas que la destitución, que se produce...


(EFE).- El capitán de la Policía colombiana que denunció la existencia de una supuesta red de prostitución masculina en la institución, Ányelo Palacios, fue destituido de la entidad, confirmó hoy su abogado.

El jurista Jesús Vergara aseguró a periodistas que la destitución, que se produce en primera instancia, será apelada por Palacios, quien ya está siendo asesorado para responder legalmente a la decisión sobre la que, hasta el momento, la Policía no ha hecho declaraciones.

La destitución de Palacios está relacionada con una investigación que se adelanta en su contra por el delito de soborno cuando trabajaba en la ciudad de Florencia, en el sur del país.

El presunto soborno habría ocurrido en junio de 2015 cuando al parecer Palacios recibió más de 500.000 pesos (unos 167 dólares) por parte de un comerciante para que le quitaba varias infracciones a un establecimiento de venta de licor de su propiedad.

El capitán Palacios se declaró víctima de una supuesta red de prostitución homosexual en la Policía, conocida como “La comunidad del anillo”, que a mediados de febrero de este año le costó el cargo al entonces director de esa institución, el general Rodolfo Palomino.

La trama generó un debate nacional tras la publicación por parte de la emisora La FM de un vídeo grabado en 2008 por Palacios en el que mantiene una conversación de alto contenido sexual con el entonces senador de la República Carlos Ferro.

El caso llevó al procurador general, Alejandro Ordóñez, a abrir una investigación disciplinaria dentro de la institución por el “posible incremento patrimonial, presuntos seguimientos e interceptaciones ilegales a periodistas y creación y puesta en marcha de una supuesta red de prostitución masculina”.

Palacios fue trasladado hace unas semanas desde la ciudad de Florencia hasta la Policía Metropolitana de Bogotá, donde seguirá prestando servicios hasta que se produzca un fallo en segunda instancia con respecto a su destitución.

El uniformado además fue secuestrado el pasado marzo en el departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, y posteriormente se escapó de sus captores. EFE



¿Qué opinas de esto?