Después de Venezuela, Colombia es el segundo país en negarle entrada a la CIDH

Miembros del Gobierno Nacional afirman que no se le ha negado la visita, sino que se solicitó una postergación hasta cuando se den las condiciones óptimas.


HTML5 logo

El abogado de la Comisión Colombiana de Juristas, Juan Carlos Ospina sostuvo que Colombia se convirtió en el segundo país que durante los últimos años se ha negado a recibir una visita de la CIDH y envía un mensaje sobre la falta de transparencia.

“La labor de las autoridades nacionales no se afecta por la visita de la Comisión Interamericana. Por el contrario, esta puede fortalecer la difícil tarea que significa esclarecer lo ocurrido en las últimas semanas. Con la negativa se pierde una oportunidad de oro para reiterar el compromiso del Estado con los derechos humanos así como desescalar la violencia. También se siembra una duda internacional sobre la transparencia de la información oficial que se ha divulgado. Colombia se convierte en el segundo país, luego de Venezuela, que en los últimos años se ha negado a recibir una visita de la comisión, puntualizó Ospina.

Lea también  Presidente Iván Duque recibe la primera dosis de la vacuna contra COVID-19

Por su parte, miembros del Gobierno Nacional afirman que no se le ha negado la visita, sino que se solicitó una postergación hasta cuando se den las condiciones óptimas para que lleguen los investigadores, promuevan y protejan los derechos humanos.

Sin embargo, las reacciones no se hicieron esperar y algunas personas afirman que el Gobierno quiere ocultar la verdad o la realidad sobre los hechos, y por eso no permiten el ingreso a pesar de que ellos también solicitaron información sobre los hechos que se vienen presentando en el país.

Jessica Corredor, doctora en sociología y antropología y directora del área internacional del centro de pensamiento DeJusticia, advierte que hay tres repercusiones para el Estado con la decisión del canciller Ramírez.

Lea también  Colombia registró este domingo la cifra más alta de muertes por COVID-19

“Se pierde una oportunidad de desescalar la crisis actual y de encontrarle una salida democrática. Pues mediante el monitoreo oportuno de un organismo como la CIDH esta puede colaborar con organismos de control y de esta manera evitar que haya impunidad, que se distorsione la verdad y garantizar la no repetición” afirma Corredor.



Join the Conversation

Join the Conversation