Denuncian violación a madre e hija por parte de indígenas

Desde la administración municipal solicitaron ayuda a la guardia indígena con el fin de condenar este tipo de actos.


HTML5 logo

Juan Carlos Villate, personero municipal de Tame, Arauca, denunció que una menor de 7 años y su madre de 27 fueron victimas de abuso sexual por parte de varios miembros de la comunidad indígena.

Al parecer cinco sujetos llegaron al lugar donde se encontraba la madre con su hija, las intimidaron con flechas y las obligaron a caminar por un espacio rural cerca de su casa donde procedieron a cometer el crimen.

El personero manifiesta que capturar a los responsables, no es una tarea fácil y se debe a que en la zona hay cuatro comunidades indígenas pero desde la administración municipal solicitaron ayuda a la guardia con el fin de condenar este tipo de actos.

Lea también  Colombia acumula más de 14 millones de dosis anticovid-19 aplicadas

El funcionario manifiesta que el hecho se registró durante el medio día del domingo y se dio a conocer ante las autoridades el lunes.
Afirma que una vez se registró el abuso, activaron todas las rutas médicas, legales y judiciales, teniendo en cuenta que se está refiriendo a un “acto sexual abusivo”.

Entre tanto, el alcalde Aníbal Mendoza Bohórquez rechazó este delito, calificándolo como “delictual, abusivo y reprochable” y aseguró que desde la administración municipal perseguirán, capturarán y judicializarán a los presuntos responsables.

Exhortamos a la comunidad en general a denunciar estos sucesos atroces que denigran la existencia de la humanidad atacando de manera directa y gravemente la integridad sexual, física y psicológica de esta población vulnerable sujeta de derechos”, sostiene el documento.

Lea también  Aprueban proyecto de ley para endurecer penas por delitos ambientales

La presunta violación se registra en el momento que la situación en el departamento de Arauca se complica debido a la masiva llegada de venezolanos, hecho que ha aumentado los combates contra grupos armados en la frontera.



Join the Conversation

Join the Conversation