Corte Suprema condenó a 8 años de prisión al exsenador Bernardo ‘Ñoño’ Elías por caso Odebrecht

Esta condena se da luego que Bernardo ‘Ñoño’ Elías se acogiera a sentencia anticipada por aceptación voluntaria de cargos.


La Sala Especial de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia condenó al exsenador Bernardo ‘Ñoño’ Elías Vidal a una pena de 8 años y cuatro meses de cárcel por los delitos de concierto para delinquir agravado y lavado de activos en calidad de coautor.

El otrora barón electoral de Córdoba deberá además pagar una multa de 15.008 salarios mínimos legales mensuales vigentes. Esta condena se da luego que Bernardo ‘Ñoño’ Elías se acogiera a sentencia anticipada por aceptación voluntaria de cargos.

Los hechos de esta nueva sentencia contra el excongresista también se enmarcan en el conocido “escándalo de corrupción de Odebrecht”, multinacional de origen brasileño que pagó coimas para amarrar contratos y adiciones en obras de infraestructura en Colombia.

Lea también  Comisiones económicas del Congreso aprueban suspensión de Ley de Garantías

Para la Corte quedó claro que, tras haber obtenido los resultados de su primera gestión a favor de Odebrecht, relativa a la firma del contrato de estabilidad jurídica, el exsenador Elías Vidal prosiguió en la ejecución común de actividades delictivas a favor de la organización.

“Esta conducta demuestra su ánimo de permanencia en el tiempo en servicio a la organización criminal para cometer múltiples e indeterminados delitos, todos ellos manteniendo como su norte la consecución a ultranza de los propósitos contractuales de la firma extranjera, con la mediación de sobornos a funcionarios públicos, siempre cobijados por la subrepticia fórmula de circulación monetaria construida por la compañía, pero conocida y empleada por todos quienes intervinieron en tal devenir”, reza la sentencia.

Lea también  Llegaron a Colombia 339.300 dosis de vacunas del laboratorio Pfizer

Así mismo, el Alto Tribunal señala que teniendo en cuenta el origen de los recursos, el exsenador buscó maneras para ingresarlo al patrimonio de terceros.

Por lo anterior la Corte Suprema infiere que, además de contribuir a dar apariencia de legalidad a los recursos percibidos, intervino en el ocultamiento de su origen, naturaleza y destino, el que a la fecha no ha sido posible establecer, dando ello lugar al delito de lavado de activos.



Join the Conversation

Join the Conversation