Alejandra Azcarate y su esposo hablan por primera vez del escándalo de la ‘narcoavioneta’

Cuando a Alejandra le preguntaron por su familia, rompió en llanto y aseguró que fueron la mayor fortaleza.


Después de varios meses del escándalo en el que estuvo involucrada Alejandra Azcárate y su esposo Miguel Jaramillo, por primera vez hablan de la avioneta que estaba destinada a llevar unas ayudas humanitarias a San Andrés y Providencia y que terminó cargada con 500 kilos de coca.

En una entrevista con RCN, Jaramillo aclaró que el verdadero dueño fue Fernando Escobar que en ese momento fue su socio, pero la información se tergiversó.

Por otra parte, el publicista sí aparecía como como accionista de esa sociedad, a raíz de unos documentos que no habían sido registrados en Cámara y Comercio.

“Mi único error fue no asegurarme que mi contadora registrara estas actas en Cámara de Comercio que se le presentaron a la Fiscalía”, sostuvo Jaramillo.

Alejandra Azcárate manifestó que nunca dudó de la inocencia de su esposo. “La certeza total de la honorabilidad de mi marido fue lo que me permitió afrontar esto de pie”, manifestó.

Lea también  Rodolfo Hernández aseguró que Petro lo invitó a sancochos y le ofreció ser su fórmula vicepresidencial

“Si hago ahorita una retrospectiva, todo pasó muy rápido. Yo ni entendía lo que estaba pasando. Nosotros nos acostamos un domingo siendo publicista y artista y amanecimos en la categoría de mafiosos”, añadió.

Por otra parte, también criticó la manera en la que los medios de comunicación utilizaron su nombre.

“Esto se convirtió en la tiranía del clic, todo con tal de que la gente consumiera estos contenidos. Fue muy brutal, yo he sentido mucha rabia y mucha indignación por lo que estas personas nos hicieron”, indicó.

En medio de la entrevista, la humorista también reconoció que Fernando Escobar nunca asumió su responsabilidad, mientras que el piloto por medio de su abogada les pidió disculpas por lo sucedido.

Lea también  Metro de Medellín prestará servicio gratis este domingo de elecciones presidenciales

En cuanto a sus criticas y comentarios ácidos, Azcarate resaltó que no hay sido solo sínica y acida, sino que ha sido impertinente y hay gente que eso le choca y mas siendo mujer. “Pero yo jamás he usado mi sarcasmo para dispararle a alguien a título personal”.

“A esas personas que les ha molestado, están en todo su derecho de ponerme en la categoría de una tota y de una insulsa, pero jamás de una delincuente”, añadió.

En cuanto a su convivencia como pareja, ambos aseguran que tuvieron muchos momentos duros durante cuatro meses y discutían de manera frecuente.

“Yo no lo quiero olvidar, porque me parece que los momentos difíciles dejan aprendizajes grandes. Han sido meses tenebrosos, muy difíciles. Hemos estado todo este tiempo en sicoterapia”, reconoció.

Jaramillo también contó que perdieron peso a raíz del escándalo.

Lea también  Corte determinó que sacudir violentamente a un niño es maltrato infantil y da cárcel

«La forma en la que lapidaron a Alejandra fue de caníbales, ver que la esposa con la que tu has estado por 17 años baja 10 kilos y yo bajar 15 kilos no es fácil”.

Cuando a Alejandra le preguntaron por su familia, rompió en llanto y aseguró que fue la mayor fortaleza.

“Mi mamá es un toro y mi padre si fue un poco más sensible, porque le costó ver su hija mimada en una situación como esta, mi hermano también fue muy importante, todos ellos fueron fundamentales”.

Finalmente, aseguran que lo único que les queda es reírse y que el próximo 31 de octubre se disfrazará de avioneta y Miguel que se disfrace de azafata, porque lo mínimo que tiene que hacer es atenderme”, concluyó Azcárate.



Join the Conversation

Join the Conversation