Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Acciones ilegales han provocado el derrame de 11.064 barriles de petróleo, en Caño Limón Coveñas

Tras 56 días de parálisis del oleoducto ha provocado la pérdida de por lo menos 100.000 barriles de crudo entre el combustible derramado y el hurtado, informó Ecopetrol


Nación. A través de un comunicado Ecopetrol se refirió a la suspensión de las operaciones en el Oleoducto Caño Limón-Coveñas, como consecuencia de una serie de atentados y la instalación de válvulas ilícitas por parte de grupos al margen de la ley, han provocado pérdidas para las regiones vía regalías y para las empresas productoras.

 Según Ecopetrol, en lo corrido de este año se han registrado 38 ataques al sistema de transporte de petróleo en Arauca, Boyacá, Cesar y Norte de Santander; y se han identificado y retirado 27 válvulas ilícitas instaladas para el hurto de crudo.

Con corte al mes de mayo, estas acciones ilegales han provocado el derrame de 11.064 barriles de petróleo y el hurto asciende a 100.000 barriles, indicó la empresa petrolera.

“Desde el pasado 30 de mayo el bombeo de crudo se encuentra suspendido cuando se presentó un derrame de crudo en la vereda Cerro Madera, en el municipio de Tibú (Norte de Santander) producto de la instalación de una válvula ilícita, para atender la emergencia se activó el respectivo plan de contingencia”, dice el comunicado de la petrolera colombiana.

El más reciente de los ataques contra esta infraestructura se registró el viernes 21 de julio en la vereda La Granada (Saravena – Arauca) que produjo una rotura del sistema y derrame de crudo en un área de unos 2.500 metros cuadrados de suelo.

 



¿Qué opinas de esto?