1 mes atrás

Washington endurece las sanciones a Venezuela ante arremetida de Maduro contra la oposición 

Decidieron no renovar la Licencia General 44, que aliviaba las sanciones al petróleo y gas del país sudamericano.

Estados Unidos decidió no renovar la Licencia General 44, que aliviaba las sanciones al petróleo y gas del país sudamericano. Esta medida, que entra en vigor al expirar la licencia este jueves, busca castigar al presidente Nicolás Maduro por impedir la participación de miembros de la oposición en las próximas elecciones y por la “campaña de acoso” contra activistas.

Si bien la Licencia 44 será reemplazada por la 44A, esta nueva disposición solo permitirá liquidar o cerrar las transacciones pendientes antes del 31 de mayo. Esta decisión responde al descontento de la administración de Joe Biden con la evolución del proceso electoral en Venezuela, a pesar de la firma del Acuerdo de Barbados en octubre pasado.

Aunque las autoridades venezolanas han fijado un calendario electoral y aceptado misiones de observación internacionales, Washington considera que Maduro ha cumplido solo parcialmente con el acuerdo. La descalificación de candidatos y partidos por “tecnicismos”, así como la inhabilitación de la principal rival del chavismo, María Corina Machado, y su reemplazo, Corina Yoris, han sido motivos de preocupación para Estados Unidos.

Sin embargo, Washington evita un quiebre total con Caracas. La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) podrá emitir “licencias específicas” a multinacionales, evaluando caso por caso, lo que según expertos como Francisco Monaldi del Instituto Baker, mantendría el interés de Maduro en una negociación.

A pesar de esta acción, funcionarios estadounidenses han enfatizado que no se trata de una “decisión final” y que seguirán “interactuando con todas las partes”, incluyendo representantes de Maduro, la oposición democrática, la sociedad civil y la comunidad internacional, en busca de elecciones “competitivas e inclusivas”.

No obstante, el gobierno venezolano se muestra desafiante, asegurando que continuará produciendo, comercializando y explotando sus reservas “con licencia o sin licencia”. La reimposición de sanciones no afecta licencias anteriores, como la otorgada a Chevron en 2022.