Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Reino Unido en alerta por temor a ataques a policías y soldados, según The Times

Londres, 13 ene (EFE).– Las autoridades del Reino Unido están en alerta tras detectarse que yihadistas han discutido planes para decapitar a miembros de las fuerzas armadas, policías o personas que trabajen para los servicios secretos, informa “The Times” en su página web. Las agencias...


Londres, 13 ene (EFE).– Las autoridades del Reino Unido están en alerta tras detectarse que yihadistas han discutido planes para decapitar a miembros de las fuerzas armadas, policías o personas que trabajen para los servicios secretos, informa “The Times” en su página web.

Las agencias de inteligencia han seguido de cerca chateos por internet entre radicales islámicos, en los que se menciona la posibilidad de llevar a cabo un secuestro, filmar el asesinato del rehén y colgar las imágenes en internet, según el periódico.

La alerta entre los servicios de seguridad empezó a finales de 2014 al observarse un ‘tuit’ procedente supuestamente de un yihadista en Siria que afirmaba que el Estado Islámico (EI) “había matado” a un soldado británico en “su casa”, lo que los servicios secretos relacionaron con algún plan para llevar a cabo en el Reino Unido, añade el rotativo.

Además, la información sale a la luz tras los recientes atentados contra el semanario “Charlie Hebdo” y un supermercado de venta de productos judíos en París, que causaron la muerte de 17 personas.

El primer ministro británico, David Cameron, ha prometido facilitar a los servicios secretos más competencias para espiar las comunicaciones privadas, si gana las elecciones del próximo mayo, como manera de combatir la amenaza terrorista.

Los servicios secretos han podido seguir de cerca conversaciones entre yihadistas que viven en el Reino Unido y otros en Siria, en las que hacen referencia a atacar a policías y soldados.

“Nuestras leyes sobre armas hacen muy difícil (para los yihadistas) realizar el tipo de ataques como los que ocurrieron en París. Pero sabemos por lo de Woolwich (ataque al soldado Lee Rigby) que ataques con cuchillo o la decapitación es algo fácil de hacer y difícil de impedir”, declaró al periódico una fuente especializada en la lucha contra el terrorismo.

Al parecer, las autoridades británicas han pedido a sus soldados que, si viajan por Francia, no lo hagan con sus uniformes, mientras que más policías han sido desplegados en lugares donde las fuerzas armadas realizan ceremonias de protocolo.

El año pasado, Michael Adebolajo y Michael Adebowale fueron condenados a cadena perpetua por el asesinato a machetazos -en mayo de 2013- del soldado Lee Rigby, de 25 años, en pleno día cerca de su cuartel en el barrio londinense de Woolwich, lo que justificaron como un acto en defensa del islam.

El Reino Unido tiene actualmente el nivel de alerta “grave”, el segundo más alto de una escala de cinco.

(EFE Verde)