Por décimo mes consecutivo, marzo batió un récord de calor en el mundo

Este récord continúa una tendencia alarmante, ya que los meses más cálidos se han sucedido desde junio de 2023.


El Servicio de Cambio Climático de Copernicus (C3S) anunció que marzo de 2024 fue el mes más caluroso jamás registrado en el mundo, marcando el décimo mes consecutivo en romper récords de calor. La temperatura media en marzo superó en 1,68 °C la media de un mes de marzo típico durante el periodo preindustrial (1850-1900).

Este récord continúa una tendencia alarmante, ya que los meses más cálidos se han sucedido desde junio de 2023. Además, marzo coronó el periodo de 12 meses más caluroso de la historia, con una temperatura 1,58 °C por encima de las medias preindustriales.

Lea también  Fiscal de la Corte Penal Internacional solicita órdenes de arresto contra Netanyahu y líderes de Hamás

Aunque aún no se ha superado el límite de calentamiento de 1,5 °C acordado en la Cumbre del Clima de París en 2015, los científicos advierten que estamos «extraordinariamente cerca» de hacerlo y que es probable que se supere a principios de la década de 2030.

Los océanos tampoco se han librado de este calor récord, con temperaturas superficiales alcanzando máximos de 21,07 °C en marzo, excluyendo las zonas cercanas a los polos. Este aumento de temperatura en los océanos amenaza la vida marina y contribuye a condiciones meteorológicas extremas, como olas de calor, sequías, inundaciones e incendios forestales.

El fenómeno de El Niño, que calienta la superficie del mar en el océano Pacífico y afecta el clima global, ha seguido debilitándose en marzo, pero su efecto no explica por completo los picos drásticos de temperatura registrados el año pasado.

Lea también  Murió el presidente de Irán en un accidente de helicóptero

Los científicos aún están debatiendo si estos récords de calor superan las previsiones y continúan monitoreando la situación para determinar la influencia del cambio climático en estos eventos extremos. Sin embargo, los datos sugieren que si las temperaturas de la superficie del océano siguen siendo altas, es probable que se batan más récords en los próximos meses.