Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Obama alista solicitud al Congreso para combatir al Estado Islámico

Prensa Latina Washington.  El presidente estadounidense, Barack Obama, alista una solicitud al Congreso para que le permita de forma explícita usar la fuerza militar contra el Estado Islámico (EI) en Siria e Iraq. El texto, que sería presentado la semana próxima, abriría un debate complicado...


Prensa Latina

Washington. 

El presidente estadounidense, Barack Obama, alista una solicitud al Congreso para que le permita de forma explícita usar la fuerza militar contra el Estado Islámico (EI) en Siria e Iraq.

El texto, que sería presentado la semana próxima, abriría un debate complicado para la Casa Blanca sobre la política respecto a esta guerra, porque el mandatario ha reiterado que no enviará tropas a combatir en el Medio Oriente, añade la publicación.

Pero el gobernante y sus asesores no quieren que el Capitolio les cierre algunas opciones para acciones futuras contra el EI, y no permitirán que una resolución parlamentaria descarte el uso de unidades terrestres en acciones bélicas.

Sin embargo, los congresistas demócratas consideran que la esta autorización debe señalar de forma explícita un límite de tiempo para el empleo de la fuerza y prohibir el empleo de tropas de tierra en acciones combativas en Iraq y Siria.

El legislador demócrata John Yarmuth advirtió que se opondría a cualquier proyecto de resolución en este sentido que incluya la opción de poner “las botas en el terreno” y señaló que la mayoría de sus correligionarios en la Cámara de Representantes piensa igual.

En ese sentido, el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el republicano Bob Corker, dijo al diario The Hill que se sentiría frustrado si Obama no hace la solicitud formal lo más pronto posible, quizás a finales de la semana próxima o antes.

Una ley aprobada tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, ha sido la base legal de la administración Obama para continuar los ataques aéreos que el Pentágono inició el 8 de agosto en territorio de Iraq, y extendió a Siria el 23 de septiembre contra la voluntad del Gobierno de Damasco.

Hasta la fecha, Washington y sus aliados han realizado más de dos mil bombardeos contra agrupaciones del EI en ambas naciones árabes, a un costo que excede los mil 200 millones de dólares.