Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Masivas deportaciones de nicaragüenses en Estados Unidos

Los deportados habían huído de la violencia en su país y varios participaron en las protestas contra el gobierno de Ortega.


El gobierno de Estados Unidos deportó a más de 50 nicaragüenses que habían huido de la crisis que se generó en su país con el inicio de las protestas en contra de Daniel Ortega en abril de 2018.

Los migrantes llegaron en un avión en horas de la tarde del pasado miércoles y fueron interrogados durante unas tres horas por las autoridades locales.

Algunos de los deportados habían participado en las protestas contra el gobierno de Ortega, según informó el diario La Prensa de Nicaragua.

La prensa local detalló que unas 15 personas fueron llevadas a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) en Managua, conocida como el Chipote, para entrevistarlas y dejarlas libres en horas de la noche.

Un reciente informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) indicó que las manifestaciones en el país centroamericano dejaron más de 300 personas muertas, cerca de 2.000 heridos y más de 70.000 personas en el exilio.

La oficina de la ONU también indicó que más de 80 personas permanecen bajo custodia en condiciones severas de detención en Nicaragua debido a su participación durante las manifestaciones.

Cifras de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) mencionan que durante las protestas que iniciaron a mediados de abril de 2018 han fallecido 325 personas. Indicaron, además, que más de 60.000 personas han tenido que migrar por la situación de la nación centroamericana.

Las manifestaciones en Nicaragua fueron convocadas en rechazo a una reforma al seguro social promovida por el Ejecutivo. El Gobierno revocó la propuesta, pero las protestas continuaron y se transformaron en unas movilizaciones en contra de la administración de Daniel Ortega.



¿Qué opinas de esto?