Más de medio millar de rebeldes desertan de Al Shabab

Cerca de 550 rebeldes de la organización extremista Al Shabab aceptaron la amnistía ofrecida por el gobierno de Somalia, informó la agencia internacional de apoyo a la reinserción (Barbaar). El hecho ocurre trás la muerte del exlíder de la milicia, Ahmed Abdi Godane, precisó la fuente. El aumento de desertores demuestra que el grupo rebelde se debilita paulatinamente, debido a las continuas ofensivas militares y la pérdida de ingresos, según el gobierno del presidente somalí Hassan Sheikh Mohamud. La amnistía...


Cerca de 550 rebeldes de la organización extremista Al Shabab aceptaron la amnistía ofrecida por el gobierno de Somalia, informó la agencia internacional de apoyo a la reinserción (Barbaar).

El hecho ocurre trás la muerte del exlíder de la milicia, Ahmed Abdi Godane, precisó la fuente.

El aumento de desertores demuestra que el grupo rebelde se debilita paulatinamente, debido a las continuas ofensivas militares y la pérdida de ingresos, según el gobierno del presidente somalí Hassan Sheikh Mohamud.

La amnistía gubernamental, fue aprobada el día 3 de este mes con un plazo de acogimiento de 45 días.

Ese beneficio tiene como objetivo que los combatientes de Al Shabab, grupo que en febrero de 2012 se unió a la red terrorista Al Qaeda, abandonen la lucha armada.

Ayer el gobierno somalí ofreció una recompensa de dos millones de dólares por la captura de Ahmed Omar, sucesor de Godane, según el jefe del servicio de Inteligencia de este país, Abdirahman Tuuryare.

El funcionario aseguró que el gobierno protegerá a cualquier persona que aporte la información necesaria para atrapar a Omar, actualmente al mando de Al Shabab, en el país.

Al Shabab, que lucha por instaurar un Estado islámico radical en Somalia, fue incluida en marzo de 2008 en la lista unilateral del gobierno estadounidense de organizaciones consideradas terroristas.

En septiembre del pasado año alcanzó gran notoriedad internacional con el asesinato de 67 personas en un asedio de cuatro días a un centro comercial de Nairobi.

Somalia vive en un estado de guerra civil y anarquía en algunas de sus regiones desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré.