Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Más de 1 millón de burundeses necesita protección por la crisis, según la ONU

(EFE).- Más de 1 millón de personas necesita protección “inmediata” y asistencia humanitaria en Burundi debido a la crisis política que sacude el país desde hace un año, alertó hoy la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA). Desde el inicio...


(EFE).- Más de 1 millón de personas necesita protección “inmediata” y asistencia humanitaria en Burundi debido a la crisis política que sacude el país desde hace un año, alertó hoy la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Desde el inicio de la crisis en abril de 2015, al menos 743 personas han muerto y cientos han resultado heridas en el país, además de registrarse más de 4.700 casos de violaciones de derechos humanos, según el último informe divulgado por la agencia de la ONU.

En los últimos meses, los burundeses se han enfrentado a amenazas físicas y psicológicas, intimidación y otros abusos, algo que se agrava en algunas zonas de la capital, como en los barrios más críticos con el presidente, Pierre Nkurunziza.

También los casos de violación y abusos sexuales contra mujeres y niñas han aumentaron en el país, mientras que hombres y jóvenes sufren detenciones arbitrarias y ejecuciones, denuncia OCHA.

“Los grupos más vulnerables necesitan de manera urgente seguridad y protección, respeto a su dignidad y el acceso seguro y equitativo a los servicios básicos”, pidió OCHA.

Por su parte, los niños han tenido que abandonar las escuelas porque muchas de ellas han sido ocupadas por las fuerzas de seguridad, que han detenido arbitrariamente a cerca de 250 menores, según Unicef.

Además, desde que se inició la crisis, las condiciones socieconómicas de Burundi, uno de los países más pobres del mundo, se han deteriorado notablemente y en la actualidad más del 35 % de la población burundesa sufre inseguridad alimentaria.

Debido a la escalada de violencia y a la inseguridad, más de 250.000 personas han tenido que huir del país y buscar refugio en países vecinos.

La crisis se desató en abril de 2015, cuando revueltas populares protestaron contra los planes de Nkurunziza de presentarse por tercera vez a las elecciones, algo que prohíbe la Constitución y viola los acuerdos que acabaron con una larga guerra civil en 2005.

Nkurunziza ganó las elecciones celebradas el pasado julio con un 69 % de los votos, pero la comunidad internacional no reconoció estos resultados por la falta de garantías durante su celebración.

Pese a la presión internacional y a las promesas de retomar el diálogo con la oposición, Nkurunziza todavía no ha iniciado las negociaciones de paz para poner fin a la crisis. EFE



¿Qué opinas de esto?