Justicia peruana decretó siete días de arresto preventivo contra expresidente Castillo

Castillo fue detenido el miércoles después de ser destituido por el Congreso, mismo órgano que el depuesto presidente había anunciado su disolución horas antes.


El expresidente peruano Pedro Castillo está siendo investigado por el supuesto delito de rebelión, después de que anunciara la disolución del Congreso. El juez del Tribunal Supremo de Perú, Juan Carlos Checkley, ha decretado siete días de prisión preventiva para Castillo mientras se lleva a cabo la investigación.

Esto responde a la petición de la Fiscalía, que argumentó que la medida era necesaria para seguir con las investigaciones orientadas hacia identificar qué otros funcionarios habrían participado en la decisión de Castillo de poner fin al Congreso, establecer un gobierno de excepción y convocar nuevas elecciones legislativas.

Castillo fue detenido el miércoles después de ser destituido por el Congreso, mismo órgano que el depuesto presidente había anunciado su disolución horas antes. Según el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, Castillo fue interceptado cuando intentaba dirigirse a la Embajada de México en Lima.

Después de prestar declaración en la sede de la Prefectura de Lima, Castillo fue trasladado a la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía (Diroes) en el distrito de Ate, en Lima. Allí se encuentra también el expresidente Alberto Fujimori, que está cumpliendo una sentencia en prisión.

Con la detención de Castillo y su destitución, según lo establecido en la Constitución, la vicepresidenta, Dina Boluarte, ha asumido el cargo. La situación en Perú sigue siendo delicada y se espera que se lleven a cabo nuevas investigaciones en relación con el supuesto delito de rebelión de Castillo.