El primer ministro paquistaní tilda de tragedia nacional el ataque a la escuela

LaInformación.com Islamabad. El primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, tildó de “tragedia nacional” el ataque de un grupo talibán contra una escuela que ha causado hasta el momento cerca de un centenar de muertos y decenas de heridos. “Mis hijos han sido convertidos en blancos de la tragedia”, indicó Sharif, quien agregó que “la pérdida de niños inocentes es la pérdida de una nación”, según informó la estatal Radio Pakistán. Al menos 86 muertos y 36 heridos es el saldo...


LaInformación.com

Islamabad. El primer ministro de Pakistán, Nawaz Sharif, tildó de “tragedia nacional” el ataque de un grupo talibán contra una escuela que ha causado hasta el momento cerca de un centenar de muertos y decenas de heridos.

“Mis hijos han sido convertidos en blancos de la tragedia”, indicó Sharif, quien agregó que “la pérdida de niños inocentes es la pérdida de una nación”, según informó la estatal Radio Pakistán.

Al menos 86 muertos y 36 heridos es el saldo hasta el momento del asalto a la escuela, situada en la ciudad de Peshawar, en el noroeste de Pakistán.

El portavoz de la Policía de Peshawar, Seid Wali, indicó que alrededor de 70 de los fallecidos en el ataque, reivindicado por el grupo talibán Tehrik-e-Taliban Pakistán (TTP), son niños y profesores.

El primer ministro se dirige en estos momentos a la Peshawar, capital de la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, para coordinar la operación de rescate y garantizar toda la ayuda a las Fuerzas Armadas y las autoridades administrativas locales.

La zona de la escuela está acordonada en estos momentos por el Ejército pakistaní, mientras medios locales informan de disparos en el interior.

Los colegios suelen ser objetivo de los talibanes en Pakistán, en especial las escuelas para niñas, al igual que las instalaciones militares.

El TTP reivindicó el ataque y lo justificó afirmando que para el “Ejército nuestras familias son objetivos” en las operaciones militares lanzadas contra los insurgentes en las zonas tribales de Waziristán del Norte y Khyber.

El Ejército pakistaní desarrolla una campaña desde junio contra enclaves en las regiones de Waziristán y Kyhber con continuos bombardeos y operaciones terrestres que, de acuerdo con fuentes oficiales, han causado más de mil muertos.