Caos y pánico en vuelo de LATAM tras incidente técnico que dejó varios heridos

El Boeing 787 Dreamliner, con destino a Chile vía Auckland, Nueva Zelanda, perdió repentinamente altitud mientras sobrevolaba el mar de Tasmania.


Un vuelo de la aerolínea LATAM procedente de Sydney, Australia, vivió momentos de auténtico terror este lunes, al registrarse un inesperado incidente técnico que provocó fuertes sacudidas en el avión, lanzando a decenas de pasajeros contra el techo y dejando a varios de ellos heridos.

Según relatos de los propios pasajeros, el Boeing 787 Dreamliner, con destino a Chile vía Auckland, Nueva Zelanda, perdió repentinamente altitud mientras sobrevolaba el mar de Tasmania, propulsando violentamente hacia el techo a todas aquellas personas que no llevaban colocado el cinturón de seguridad.

«La gente salió volando porque no llevaban sus cinturones», declaró un pasajero identificado como Jacinto a la radio pública neozelandesa RNZ. «Algunas personas quedaron bastante heridas. La gente tuvo realmente miedo», agregó con voz temblorosa.

Lea también  Otro alcalde fue asesinado a tiros en Ecuador en medio de la escalada de violencia

Los testimonios de los afectados describen una escena caótica y aterradora, con pasajeros sufriendo lesiones como huesos rotos, traumatismos en el cuello y la cabeza, incluso rompiendo parte del interior del avión al impactar con sus cuerpos contra el techo.

«Había sangre en el techo, la gente volaba y rompía el techo del avión», relató otra pasajera a la misma emisora radial.

Tras el impactante incidente, el avión logró aterrizar en Auckland según lo programado, pero 10 pasajeros y 3 tripulantes de cabina tuvieron que ser trasladados al Hospital de Middlemore para recibir atención médica y confirmar su estado de salud.

En un comunicado, LATAM Airlines Group lamentó los inconvenientes y molestias causados, reiterando su compromiso con la seguridad como un valor «intransable» en sus operaciones. La aerolínea canceló el vuelo original y reprogramó uno nuevo para el 12 de marzo, brindando alojamiento y alimentación a los pasajeros afectados.

Lea también  Ecuador decreta estado de excepción por crisis energética