Aplazan canje de prisioneros en Ucrania

Kiev. Representantes del sureste ucraniano adjudicaron hoy al Gobierno de Kiev el aplazamiento del intercambio de prisioneros, en medio de una frágil tregua, mientras persiste la nebulosa sobre un estatus especial de las regiones rebeldes. El vicepresidente primero del Gobierno de la proclamada República Popular...


Kiev. Representantes del sureste ucraniano adjudicaron hoy al Gobierno de Kiev el aplazamiento del intercambio de prisioneros, en medio de una frágil tregua, mientras persiste la nebulosa sobre un estatus especial de las regiones rebeldes.

El vicepresidente primero del Gobierno de la proclamada República Popular de Donetsk (RPD) Andrei Purguín declaró que la entrega de reos está estancada por culpa de la parte ucraniana, pero no descartó que se traslade para mañana.

Con anterioridad, el primer ministro de la RPD Alexander Zajarchenko comunicó que este miércoles las milicias y la contraparte intercambiarían prisioneros en el formato “36 por 36”, en tanto las autoridades de la proclamada República Popular de Lugansk (RPL) mencionaron la cifra de unos 200 de ambos lados.

Según Zajarchanko, las autodefensas están dispuestas a entregar a Kiev en lo que resta de semana unos 863 militares ucranianos.

Lea también  EEUU superó los 119 mil contagiados y Trump considera cuarentena

El presidente de Ucrania, Piotr Poroshenko, dijo ayer que desde el anuncio de la tregua el viernes último fueron liberados cerca de 700 efectivos y se espera la liberación de otros 500. De acuerdo con el mandatario, el proceso debía culminar antes del fin de semana.

Mientras tanto, el gobernante anunció este miércoles que la semana venidera entregará a la Suprema Rada (Parlamento) una propuesta de reglamento temporal de “descentralización de poderes” para las regiones de Lugansk y Donetsk, una especie de autogobierno local, en contraposición a las aspiraciones de independencia de esos territorios o del esquema de federalización para Ucrania.

Poroshenko esgrimió que la ley sobre el orden provisional en las citadas regiones supone un estatus claro dentro de Ucrania. En el proyecto no hay una sola alusión a las RPL y RPD. Todo regresará a Ucrania, como Estado único. Nada que ver con la federalización, afirmó el presidente.

Lea también  Italia superó las 10.000 muertes por coronavirus

De acuerdo con el periódico Segodnia, Kiev, de un lado, y los representantes de las repúblicas de Lugansk y Donetsk, de otro, ofrecieron interpretaciones contrapuestas de los acuerdos de Minsk del 5 de septiembre en cuanto a un estatus especial del Donbass.

El propio gobernante ucraniano dejó claro que no se trata de autonomía ni de federalización y prefirió denominarlo descentralización del poder. El exmandatario Leonid Kuchma, presente en las negociaciones para un alto al fuego, apoyó la idea de conceder más facultades al este ucraniano, sin ceder a la soberanía de Ucrania, enfatizó.

Según Kuchma, el país debe estar unido y no “se puede entregar el Donbass tan fácil como hemos entregado Crimea”, manifestó, citado por los medios locales de prensa.

Lea también  Italia superó las 10.000 muertes por coronavirus

El representante de la RPL Vladimir Inogorodtsev refutó los pronunciamientos de Poroshenko en torno al estatus especial y refrendó las aspiraciones de independencia, según declaró a la agencia Nóvosti.

Al mismo tiempo, el viceprimer ministro de la RPD Andrei Purguín dijo que exigirán la soberanía en las pláticas con Kiev.

En Moscú, el canciller ruso, Serguei Lavrov, hizo votos por el pronto inicio de las negociaciones sobre el estatus de los territorios del sureste ucraniano, proclamados independientes tras los referendos consultivos celebrados en mayo pasado. Ese proceso figura entre los puntos del protocolo de Minsk.