Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

“Yo no he autorizado ingreso del ESMAD a la Unicórdoba”: Rectora

Montería | En el desarrollo de una asamblea estudiantil, con presencia de la directivas de la Universidad de Córdoba, la rectora Alba Durango Villadiego aseguró que desde su despacho nunca ha salido la orden de ingreso de efectivos de la Policía Nacional al centro educativo....


Montería | En el desarrollo de una asamblea estudiantil, con presencia de la directivas de la Universidad de Córdoba, la rectora Alba Durango Villadiego aseguró que desde su despacho nunca ha salido la orden de ingreso de efectivos de la Policía Nacional al centro educativo.

Las declaraciones de la funcionaria, llegan en medio de un cese de actividades académicas y administrativas luego de que se presentaran fuertes disturbios, semanas atrás que dejaron nueve personas detenidas.

Momentos en que se desarrollaba la Asamblea Universitaria.
Momentos en que se desarrollaba la Asamblea Universitaria.
“No he dado la orden y nunca la daré para que ingrese la Policía a la universidad, pero ustedes conocen la orden presidencial y está colgada en la página del Ministerio de Educación, donde revisten a la autoridad para proceder cuando consideren que hay desmanes”, aclaró la rectora Durango Villadiego.

“En los consejos de seguridad he expuesto mi oposición al ingreso de la Policía, pero de nada sirve, cuando hay una orden presidencial y se debe acatar”, sostuvo la funcionaria, quien además explicó que el día de los hechos, la Defensoría del Pueblo y la Oficina de Bienestar Universitario actuaron como garantes del procedimiento policial.

Estudiantes aseguran que sus derechos fueron vulnerados

Reunidos en el auditorio cultural de la Universidad, los estudiantes expusieron a través de videos lo que sería un abuso de autoridad al momento del ingreso del Escuadrón Móvil Anti-disturbios a la Universidad.

Según el estudiantado, “ni siquiera nos dejaron auxiliar a una compañera que se desmayó por causa de los gases lacrimógenos”, situación que al parecer le habría traído serias afectaciones de salud a la joven.

Además denunciaron que durante las acciones dentro del claustro, los policiales golpeaban a personas que nada tenían que ver con el disturbio.