Vendedores de jugos han incrementado sus ventas gracias a la ola de calor

Con sensaciones térmicas que superan los 45 grados, un refrescante jugo de naranja helado se ha convertido en un aliado para mitigar el bochorno.


Bajo el inclemente sol de Montería, Rodrigo José Rodríguez lleva más de dos décadas vendiendo jugos de naranja. Sin embargo, en las últimas semanas ha experimentado un incremento significativo en sus ventas, triplicando sus ingresos. La razón detrás de este éxito inesperado es la intensa ola de calor que azota a la ciudad y al resto del Caribe.

Con sensaciones térmicas que superan los 45 grados, un refrescante jugo de naranja helado se ha convertido en un aliado para mitigar el bochorno causado por la alta temperatura y la humedad. Rodrigo, junto con otros vendedores, ha visto cómo la demanda de sus jugos se dispara en medio de este calor sofocante.

Lea también  Montería recibirá apoyo de la ONU en seguridad y prevención del delito

«Desde la semana pasada, hemos sentido un calor muy fuerte», comenta Jairo Castro, otro vendedor de jugos. «Antes vendía alrededor de 100,000 pesos diarios, pero ahora estoy alcanzando los 200,000 pesos gracias a la gente que se acerca a tomar también limonada debido al calor».

De acuerdo con los expertos, el país se encuentra en un período de transición hacia una posible consolidación del fenómeno del Niño, caracterizado por escasas lluvias y altas temperaturas debido al calentamiento de las aguas del océano Pacífico. Montería no escapa a esta realidad y los vendedores de jugo se están beneficiando de esta situación.

Mientras el sol abrasador sigue acompañando los días en la Perla del Sinú, los vendedores de jugo están aprovechando esta oportunidad inesperada. Rodrigo y Jairo, entre otros, están viviendo su propio «agosto» en pleno mes de mayo, gracias a la sed que el calor provoca en los monterianos que buscan alivio en sus refrescantes jugos.

Lea también  Montería Amable apunta a subsidios nacionales para adquirir buses eléctricos