Vecinos de la Comuna 2 de Montería exigen fumigación contra el dengue

Autoridades de salud insisten en la eliminación de criaderos como medida más efectiva.
2 semanas atrás

Los habitantes de la Comuna 2 de Montería alzaron su voz para exigir fumigación urgente ante el aumento de casos de dengue en la zona. En una reunión con la Secretaría de Salud municipal, los residentes de barrios como Juan XXIII, Casita Nueva y El Amparo, expresaron su temor por la proliferación del mosquito Aedes aegypti y demandaron acciones inmediatas.

“Pedimos fumigación. Nos preocupa mucho esta enfermedad”, manifestó Gildardo Pacheco Vázquez, edil de la comunidad, reflejando el sentir general de los vecinos.  La solicitud se intensificó tras conocerse casos graves como el de un niño de 5 años que estuvo hospitalizado por dengue.

Armando Ospino, abuelo del menor afectado, relató: “Mi nieto presentó fiebre alta y todos los síntomas. Fue hospitalizado y estuvo muy grave con dengue. Ya pudo superar el cuadro crítico, pero por eso le pedimos a las autoridades prestar atención a este tema”.

Sin embargo, la respuesta de las autoridades sanitarias no dejó satisfechos a muchos. Diego Zapata, técnico de enfermedades transmitidas por vectores de la Secretaría de Salud, explicó: “Tenemos solicitudes de fumigación en todas partes, pero las medidas más efectivas son la eliminación de los criaderos, este mosquito se reproduce mayoritariamente en aguas limpias”.

Zapata enfatizó en la importancia de eliminar los criaderos: “El mosquito transmisor del dengue se cría en aguas limpias. Eliminando criaderos a través de buenas prácticas es la forma más correcta de parar esta transmisión”.

Las autoridades recomendaron medidas preventivas como tapar los recipientes de almacenamiento de agua, lavar los tanques y recoger inservibles. También se ha solicitado a los dueños de lotes baldíos que limpien estos espacios para evitar la proliferación del mosquito.

Puedes leer:  Urbaser y Alcaldía recuperan 16 puntos críticos de disposición de basura en Montería

A pesar de estas recomendaciones, los vecinos insisten en la necesidad de fumigación, argumentando la presencia de lotes enmontados, basuras y aguas estancadas en la zona. La demanda de la comunidad y la estrategia oficial plantea un desafío para el control efectivo del dengue en Montería.