Temen ser desalojados sin garantías de indemnización por obras de la ronda occidente

Areneros y comerciantes que por años ocupan la ribera del Sinú, piden que su derecho al trabajo se respete.


Montería. Preocupados están los comerciantes y areneros que por años han trabajado en la ribera del río en la zona donde será construido un nuevo tramo de la ronda del Sinú, temen ser desalojados violándoles el derecho al trabajo.

“Los areneros vamos a ser desplazados de la orilla del río por las nuevas obras que está adelantando la alcaldía, ellos dicen que vamos a ser compensados, pero no sabemos cómo se hará dicha compensación a los areneros y a los negociantes de la orilla del río”, señaló Manuel Ramón Ruiz, vocero de los areneros.

Juan de Dios Alcalá tiene 12 años viviendo en la ribera del río, su casa es una de las que debe ser demolida para dar paso a las obras de la ronda occidental, está en completa incertidumbre sin saber qué pasara con su vivienda y el negocio que le da el sustento.

Lea también  Convenio entre SEM y Dian busca crear conciencia tributaria en I.E de Montería
Juan Alcalá tiene un negocio de venta de fritos en la zona.

“Nos dijeron que nos iban a dar un local en el Mercado del Oriente, pero todos sabemos que los negocios allá no son prósperos”, advirtió el comerciante al rechazar esa posibilidad de reubicación.

Serían más de 180 areneros los impactados por esta situación y al menos 12 propietarios de locales, viviendas y pequeños negocios que por años han funcionado a orillas del río.

Los areneros se sostienen de la extracción de este material.

“Todavía no hemos llegado ningún tipo de acuerdo, le pido a la alcaldía encarecidamente, nosotros tenemos más de 40 años de vivir en este sector, estudien la posibilidad de que nos dejen un cubículo trabajando aquí mismo, si nosotros nos vamos para el Mercado de Oriente en un segundo piso nos vamos a morir de hambre”, dijo a su turno Jhony Murillo, comerciante del sector.

Lea también  “Tenemos el cartel de los más buscados por el hurto en Montería”: Moreno

La gobernadora indígena Cielo Burgos, indicó que no se oponen al desarrollo del proyecto de la ronda de occidente, pero solicitó reglas claras de juego y que se garantice el derecho al trabajo.

En la zona hay pequeños negocios como talleres de motos y llanterías.

“Lo que estabas pidiendo es o que le dejen el sitio de trabajo en el mismo lugar o que los indemnicen, pues no se le puede quitar el sustento a una persona de la noche a la mañana”, aseveró.

La preocupación aumenta conforme se acerca la fecha establecida para el inicio de los trabajos de la ronda occidente, sin que se haya logrado ningún tipo de acuerdos.



Join the Conversation

Join the Conversation