Se rebotaron los detenidos en la URI, piden mejoras en alimentación, salud y visitas familiares

En respuesta a esta situación, el Secretario de Gobierno de Montería llegó hasta este lugar para socializar las acciones a adoptar.


Montería. La situación de hacinamiento en la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la Fiscalía en Montería ha llevado a un intento de motín este viernes, los detenidos protestaron y denunciaron malas condiciones en el ese centro de reclusión transitoria.

La Secretaría de Gobierno de este municipio prestó atención y anunció soluciones para atender a la población privada de libertad que se encuentra en este lugar desde hace mucho tiempo.

De acuerdo con la Defensoría del Pueblo, esta unidad sufre un hacinamiento escandaloso de más del 300%, por lo que han exhortado a las autoridades locales a adoptar medidas.

En respuesta a esta situación, el Secretario de Gobierno de Montería ha llegado hasta este sitio para socializar las acciones que se implementarán para dar solución a problemas como la alimentación, la atención en salud y la posibilidad de visitas familiares a las personas detenidas.

Lea también  Lentitud vehicular por obras en accesos al puente Segundo Centenario

Para mejorar las condiciones de alimentación, se ha llegado a un acuerdo con el operador del suministro de alimentos, mientras que con la empresa social del estado VidaSinu, se atenderán casos urgentes de personas que requieren atención médica. Además, se creará un grupo jurídico que brindará consultas y asesorías a las personas detenidas.

La Fiscalía también permitirá una visita mensual dividida en dos grupos entre los días sábados y domingos.

La crisis carcelaria que afronta el país, incluyendo el departamento de Córdoba y Montería, ha obligado a que la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía se convierta en un centro de reclusión forzado permanente.